El futuro en manos de los niños

50
Roberto Saintmartin

Roberto Saintmartin
*Fundador de Robotix en 2007
*Ingeniero en Mecatrónica, gracias a una beca del 90%

Teniendo como meta cambiar la educación en México, Roberto Saintmartin, fundador de Robotix e ingeniero de profesión, quería mostrar cómo hacer robots para involucrar a otros estudiantes en la tecnología de manera sencilla. Pero tras varios años de iniciar su labor hoy día, este ingenioso emprendedor está decidido a mejorar el mundo.

¿Qué es Robotix? Y ¿cuál es el método con el que trabaja?
Robotix es una organización que lleva la tecnología a las escuelas de México con un novedoso método de enseñanza. Formar niños y jóvenes emprendedores capaces de construir un futuro brillante, teniendo como herramienta principal la robótica.

¿Cómo surge la intención de querer trabajar
a favor de la educación y el desarrollo robótico?
Bueno como antecedente, puedo comentar que gracias a muchas acciones encaminadas con esfuerzo, pasión y alto desempeño académico en el bachillerato fui una de las personas afortunadas que recibió una beca del 90% por parte del Tec de Monterrey para estudiar Ingeniería Mecatrónica. Y ahí es precisamente donde surge todo ello, si pude obtener una de las becas más importantes de México en aquel entonces, pues también iba a poder conseguir lo que me propusiera en el ámbito profesional y este programa que desarrollamos en las escuelas lleva ese mensaje a los niños, que podemos ser capaces de todo, si nos los proponemos”.

¿Cuáles son los procesos por los que ha tenido que pasar esta
compañía para poder establecerse y ser reconocida a nivel nacional?
Para alcanzar una meta de tales dimensiones, como la que actualmente tenemos, en un inicio se desarrolló un programa de trabajo que implementamos en lo que se conoció como la escuela de robótica para niños más grande de América Latina. A la fecha nuestras cifras reflejan el crecimiento de un apasionante proyecto que empezó en 2007 con el ofrecimiento de clases extraescolares a 48 alumnos en el centro de robótica Microbotix, actualmente Robotix.

¿Considera que el proceso ha sido positivo?
Claro, al principio, no teníamos muy claro qué haríamos, pero nunca dejamos de pensar que queríamos ser grandes, usamos nuestro instinto creativo e ingenioso y decidimos cultivar la idea de generar cursos de robótica a otros estudiantes de ingeniería para que pudieran adentrarse en la tecnología. Pronto se nos iluminó el camino de ofrecer cursos a alumnos de primarias y secundarias. De este modo se fue puliendo el método para interesar a los niños en la tecnología desde temprana edad y nos ha ido muy bien porque decidimos empoderar a las nuevas generaciones por medio de la ciencia aplicada.

El modelo educativo de Robotix se basa en la innovación, pilar estratégico que ha roto el esquema de que las matemáticas, la física y la tecnología en general son aburridas. Y el propósito sigue siendo acercar la robótica al mayor número posible de niños y contribuir a formar generaciones más competitivas que colaboren en la creación de una sociedad más productiva.