Trump presiona y México solicita ayuda a la ONU

12
Después de su mensaje de advertencia, el mandatario escribió otro en el que “agradeció” a México el envío de policías a la frontera con Guatemala.

Carolina Rivera, Fernando Damián, Elia Castillo y agencias/México y Nueva York

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con desplegar sus tropas y cerrar la frontera sur si México no frena “la arremetida” de migrantes centroamericanos que se dirigen a territorio estadunidense; tras el amago, que fue considerado por el canciller Luis Videgaray como un “mensaje meramente electoral”, el gobierno mexicano solicitó apoyo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para gestionar las peticiones de asilo.
“Debo, en los términos más enérgicos, pedir a México que detenga esta arremetida, y si no pueden hacerlo, llamaré a los militares de EU y cerraré nuestra frontera sur”, escribió el republicano en su cuenta de Twitter, al tiempo que una caravana con cientos de hondureños que escapan de la pobreza y violencia en su país avanzaba hacia la frontera sur del territorio mexicano.
La intensa actividad de Trump en redes sociales, provocada por la caminata migrante, incluyó otro tuit en el que sugirió que el asunto es más importante para él que el acuerdo recién logrado con México para remplazar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el cual aún debe ser ratificado.
“El asalto a nuestro país en nuestra frontera sur, que incluye elementos criminales y drogas, es mucho más importante para mí como presidente que el comercio o el USMCA (nuevo acuerdo comercial entre México, EU y Canadá, por sus siglas en inglés). Esperemos que México detenga ese ataque en su frontera sur”, insistió.
Más tarde, el republicano “agradeció” al gobierno mexicano por el envío de 200 policías a los límites con Guatemala para hacer frente a la llegada del contingente integrado por unos 3 mil hondureños.
“Gracias México, ¡esperamos trabajar con ustedes!, se lee en el mensaje al que anexó un video que muestra el arribo de los uniformados federales a la zona fronteriza en dos aviones de la PF.

Rechazan presiones
Luego del embate de la Casa Blanca, las autoridades federales, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), anunciaron que pedirán la intervención de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para atender a los migrantes y gestionar las peticiones de asilo que presenten.
La petición recibió una respuesta “muy positiva”, informó más tarde la cancillería, tras un encuentro que sostuvo Videgaray con el secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, en Nueva York.
En la sede de la ONU, Videgaray minimizó las amenazas de Trump al asegurar que son “meramente electorales”, por lo que pidió “no darles mayor trascendencia.
“En menos de tres semanas hay elecciones y tenemos que ponderar este tipo de declaraciones que, por supuesto, a nadie agradan”, dijo el ex secretario de Hacienda, quien recordó que México tiene “mucha experiencia” en expresiones de este tipo, además de que el país “no negocia ni hace diplomacia a través de Twitter”.
Por separado, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, rechazó categóricamente las presiones del presidente de EU para contener la caravana migrante.
Ese gobierno “nos ha pedido deportaciones masivas, a lo que le hemos dicho que no; ha solicitado, y hoy lo hizo a través del método de comunicación que utiliza el Ejecutivo estadunidense, que paremos caravanas o migrantes que están ya en territorio nacional, y se le dijo y se le vuelve a decir desde esta tribuna que no”.
Al comparecer en la Cámara de Diputados, el responsable de la política interna descartó, además, el envío de las fuerzas armadas a la frontera sur y dijo que ya fue desplegado personal del Instituto Nacional de Migración y de la Policía Federal para atender el asunto, con el auxilio de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.
“Frente al gobierno estadunidense rechazamos cualquier intento de presión para cambiar el marco legislativo, porque no lo vamos a hacer, en materia migratoria; esa es una decisión de los mexicanos y va en función de respeto a derechos humanos”, agregó.
Mientras tanto, el titular de la Secretaría de Economía, Ildefonso Guajardo, opinó que el tema migratorio entre México y EU va por otra “autopista” que la del acuerdo comercial T-MEC.
“Son temas que están en su propia autopista, nosotros seguimos adelante con lo que nos hemos planteado”, aseguró tras inaugurar el 50 Foro Nacional de la Asociación de la Industria Química (ANIQ).
Guajardo expuso que durante dos años hicieron su trabajo resolviendo los temas de la vinculación comercial y la inversión, ya que la relación de negocios tiene un alto grado de complejidad: “El hecho de que haya una dificultad en un tema específico no debe de impactar el resto de la agenda”.
Sobre la permanencia de los hondureños en México, el embajador mexicano en Guatemala, Luis López, aseguró que si bien pueden pedir refugio, a ese beneficio solo accederá “un número limitado” de solicitantes.
“Nosotros no tenemos puertas cerradas, pero es necesario cumplir con la ley migratoria mexicana”, manifestó.

Milenio Diario