Trump pide el fin de pesquisa sobre Rusia

5
El mandatario discute con la doctora Alveda King, sobrina del difunto líder Martin Luther King Jr., en un encuentro con pastores en la Casa Blanca

Agencias/Washington

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió públicamente este miércoles el fin de la investigación que el fiscal especial Robert Mueller conduce sobre la supuesta intromisión de Rusia en las elecciones de 2016, en un gesto que según la Casa Blanca no constituye una orden sino una “opinión”.
“Es una situación terrible y el fiscal general Jeff Sessions debería interrumpir esta cacería de brujas ahora mismo, antes que manche aún más a nuestro país”, expresó Trump en Twitter, en referencia a la investigación que conduce el abogado y ex director del Buró Federal de Investigaciones (FBI) .
Mueller busca determinar el alcance de la injerencia rusa en los últimos comicios —el aspecto más difícil para la Casa Blanca— y si existió algún tipo de colusión entre funcionarios rusos y el comité de campaña de Trump. Sin embargo, la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, aseguró que el mensaje del presidente no es una “orden” sino que apenas expresó su “opinión”. “No es una orden. Es la opinión del presidente”, justificó Sanders en rueda de prensa, para añadir que Trump efectivamente espera ver que esa investigación “llegue al final”.
En una secuencia de mensajes, Trump atacó a Sessions, a Mueller, a sus agentes que forman el equipo investigador y también el proceso judicial contra el abogado Paul Manafort, quien en 2016 condujo brevemente su campaña electoral y ahora está acusado por fraude fiscal y bancario.
“La colusión de Rusia con la campaña de Trump, una de las más exitosas de la historia, es un EMBUSTE”, afirmó el mandatario en su cuenta de Twitter. En su serie de mensajes, alegó que un informe que supuestamente establece la relación entre Trump y Rusia fue pagado por el opositor Partido Demócrata “y fue usado para comenzar esta cacería de brujas. ¡Es una vergüenza!”.
El propio Sessions se había excusado de conducir esa investigación, en su carácter de fiscal general, ya que también mantuvo contactos no autorizados con funcionarios rusos luego de las elecciones y antes de asumir el nuevo gobierno. La recusación de Sessions causó la ira de Trump y también motivó la nominación de Mueller como fiscal especial al frente del caso.
Mientras, Irán rechazó sin mayores aspavientos las declaraciones de Trump del lunes sobre posibles negociaciones “inminentes”.
El canciller iraní, Mohamad Javad Zarif, advirtió en Twitter el martes por la tarde que “las amenazas, sanciones y efectos de anuncio (ardides publicitarios)” no funcionan. “Prueben con el respeto: hacia los iraníes y los compromisos (internacionales)”, aconsejó, luego del rechazo de Trump al acuerdo nuclear de 2015.
Otro país musulmán, Turquía, amenazó con tomar represalias luego de que Washington impusiera sanciones a los ministros de Justicia e Interior turcos por la detención del pastor estadunidense Andrew Brunson, y advirtió que estas acciones podrían dañar los lazos .
“No hay duda de que esto dañará en gran medida los esfuerzos constructivos que se están realizando para resolver los problemas entre los dos países”, dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores de Ankara en un comunicado.

Milenio Diario