Quiebra de Sears en Estados Unidos no pega a México

38

Cristina Ochoa/México

Luego de que se diera a conocer oficialmente la declaración de bancarrota de la cadena departamental Sears Holdings en Estados Unidos, en México se confirmó que las tiendas operadas por Grupo Sanborns, propiedad de Carlos Slim, no correrán con la misma suerte.
“Sears en México no tiene ninguna relación con Estados Unidos y sus finanzas son tan sanas que este año se abrieron tres nuevas unidades de negocio y se remodelaron seis”, dijo Grupo Carso, casa matriz de Sanborns.
En 2016 Grupo Sanborns adquirió una participación adicional de 14 por ciento de Sears Holdings, con lo que pasó a tener una participación total de 99 por ciento. La compañía tiene los derechos hasta el año 2026 y son renovables.
Según analistas, al entrar Sears al capítulo 11 de la Ley de Quiebras en Estados Unidos, “el juez determinará cuánto tiempo y qué va a pasar con los ingresos de la empresa, la cual tendrá que cumplir tarde o temprano a sus negociadores”.
Dicho capítulo le da a las firmas con problemas financieros del país la posibilidad de reorganizarse amparados de la protección legal de la misma ley. Con ello, aquellas compañías que no estén en condiciones de asumir una deuda o hacer el pago a sus acreedores, pueden hacer una solicitud de protección de bancarrota a través de un tribunal federal.
De esta forma, el deudor puede mantener el control sobre sus operaciones, pero bajo supervisión de la corte.
El proceso para la resolución de las condiciones de pago puede durar meses o años, y en el camino es posible que se recuperarse.
“En caso de que una empresa ya no pueda seguir operando, como hay un grupo de acreedores, se les otorga los derechos de la misma, es decir, se vuelven dueños de las tiendas”, señalaron los especialistas.
Dependiendo de la resolución y el tiempo en que esto suceda, la renovación de los derechos tendrá que darse con la compañía o con los nuevos dueños de la misma. “En estricto sentido, no desaparece, simplemente cambia de dueños, en caso de que así lo determine el juez”, detallaron.
Hace unas semanas, Patrick Slim Domit, director ejecutivo de Grupo Sanborns, expuso que el proceso de incursión en sus unidades hacia el comercio digital —uno de los factores que propició la decadencia de Sears Holding— se encuentra dentro de sus prioridades.
El año pasado, las ventas del Grupo Sanborns ascendieron a 49 mil 768 millones de pesos, una variación positiva de 4.6 por ciento respecto a 2016.
Las 95 tiendas de Sears en México aportaron 51 por ciento en ventas totales del grupo (25 mil 416 millones de pesos) y un aproximado de 57 por ciento al flujo operativo de la compañía (Ebitda, por sus siglas en inglés).
Además de las sucursales que tiene en el país, el grupo cuenta con una unidad en El Salvador.
“No esperamos afectaciones porque la operación de Sears en México corresponde a Grupo Sanborns exclusivamente. De hecho, las tiendas en el país son completamente distintas a las estadunidenses. Nosotros tenemos un modelo de negocio diferente, no estamos en las departamentales clásicas, hemos apostado mucho al negocio de moda y eso nos ha dado una gran solidez como empresa”, añadió la compañía.

Milenio Diario