Dan atención médica especializada a indígenas

8

Más de 239 mil pesos se han destinado para el pago de medicamentos y servicios médicos para la atención especializada de 26 pacientes de comunidades indígenas del Estado, informó el delegado de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Joaquín Álvarez Arana.
En entrevista, detalló que los 239 mil 731 pesos forman parte del programa de Atención Médica de Tercer Nivel, el cual apoya todas las actividades encaminadas a restaurar la salud y habilitar a pacientes referidos por los anteriores niveles que presentan padecimientos de alta complejidad diagnóstica y de tratamiento, a través de una o varias especialidades médicas, quirúrgicas o médico-quirúrgicas, empleando tecnología médica compleja y altamente especializada.
“De los 26 pacientes provenientes de 15 comunidades indígenas mayas de Calkiní, Campeche, Champotón, Hecelchakán y Hopelchén, 18 han sido mujeres y 8 hombres, mismos que han sido turnados al Hospital General de Especialidades “Dr. Javier Buenfil Osorio”, el Centro Estatal de Oncología y clínicas particulares para la atención de padecimientos como cáncer, leucemia, hemofilia, insuficiencia renal crónica, enfermedades del hígado, páncreas, riñón y hematológicas”.
En este sentido, Álvarez Arana detalló que los apoyos otorgados han sido para la gestión de atención médica-hospitalaria, gastos de consultas, estudios, hospitalización, cirugías, compra de medicamentos, prótesis e insumos diversos, así como recursos para pasajes y apoyo psicológico, por lo que no hay un monto específico para cada paciente, sino que depende del padecimiento que se deba tratar, así como la disponibilidad presupuestal del programa.
Para mayor información para acceder a éste y otros programas, el delegado de la CDI exhortó a este sector de la población a acudir a las oficinas de la delegación, ubicadas en San Román o a los Centros Coordinadores para el Desarrollo Indígena para consultar las bases y recibir asesoría gratuita.

Información: Anabel Martínez / Fotografía: José D. Beytia