Piratas roban 2 toneladas de camarón en Sinaloa

9

Adriana Carlos/Mazatlán

Hombres armados asaltaron el barco camaronero “Roberto Primero” y se llevaron dos toneladas de camarón, denunció Ricardo Michel Luna, presidente de la Unión de Armadores del Litoral del Pacífico.
A menos de un mes de iniciada la temporada camaronera 2018-2019 en aguas marinas del Pacífico mexicano, éste es el primer acto de piratería.
De acuerdo con los primeros reportes, siete tripulantes iban a bordo del barco perteneciente a la flota de Mazatlán, cuando al pasar por las llamadas Tres Islas, alrededor de las 20 horas del domingo pasado, fueron interceptados por una embarcación en la que iban ocho gatilleros.
Los delincuentes irrumpieron en el barco, sometieron a los tripulantes y los obligaron a cargar el producto en la pequeña embarcación.
“(La embarcación) fue interceptada por varias gentes armadas de grueso calibre y sometieron a los tripulantes con actos de violencia. Según informes de la propia tripulación, fueron aproximadamente 2 toneladas (de camarón) las que se llevaron”, refirió Michel Luna.
Aunque el asalto fue reportado inmediatamente a la Inspección y Vigilancia de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca para que implementara los protocolos de seguridad, no se pudo dar con los piratas.
Funcionarios explicaron que la temporada de camarón en aguas marinas se inició el 19 de septiembre. Según la consultora Index Mundi, el precio internacional del producto es de 249 mil pesos la tonelada, por lo que este robo significa una pérdida de 498 mil pesos.
Michel Luna señaló que la zona en que se registró el asalto no era considerada como de alto riesgo, ya que la mayor incidencia se presenta en el centro y norte del estado.
Solicitó a la Secretaría de Marina que refuerce la seguridad para las embarcaciones camaroneras, al tiempo que recomendó a los empresarios a evitar las zonas conflictivas, asegurar el producto capturado y programar el descargue de día. Además de no permitir se les acerquen las embarcaciones menores ante la posibilidad de ser asaltados.

Milenio Diario