Incertidumbre frena avance de Fibra E: analistas

13

Frida Lara/México

La incertidumbre que experimentan diversos proyectos de infraestructura, así como la “mano dura”, son las principales razones por las cuales se han estancado los fideicomisos de inversión en energía e infraestructura (Fibra E), explicó en entrevista con MILENIO Jorge Gordillo, director de análisis económico y bursátil de CIBanco.
“Los cuatro Fibra E que existen en el mercado bursátil tienen mucho tono político interno, ya que aún hay dudas en cuanto a la realización de proyectos que tienen que ver con energía e infraestructura, entre ellos el Nuevo Aeropuerto Internacional de México y el seguimiento de la reforma energética”, abundó.
Respecto de la “mano dura” —que se refiere a los inversionistas de largo plazo, como las administradoras de fondos para el retiro (Afore) y fondos de inversión— dijo que debido a la estructura de este tipo de instrumentos los principales inversionistas son los de largo plazo, lo que provoca que los pequeños inversionistas no tengan tanta cabida en sus activos.
De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, al cierre de julio de 2018 los recursos administrados por las 10 Afore fueron de 3.4 billones de pesos, de los cuales 2.95 por ciento está invertido en Fibra —la principal es Afore Azteca, con 5.42 por ciento de sus recursos en este instrumento—.
Gordillo dijo que de los cuatro Fibra E (CFE, NAIM, Vía y Prodemex), el único que ha tenido flujo y movilidad es el administrado por CFECapital.
En su último reporte trimestral ese Fibra detalló que los ingresos que distribuye a sus inversores provienen del cobro que hace CFE Transmisión y que uno de los principales beneficios de invertir en este instrumento es facilitar el acceso al mercado energético mexicano a través de un instrumento bursátil, así como el rendimiento en efectivo en comparación con otras inversiones debido a que tienen la obligación de distribuir, por lo menos, 95 por ciento del resultado fiscal.
Así, en el periodo que va del 8 de febrero al 31 de mayo, el monto que distribuyó entre sus tenedores fue de
728 millones 677 mil 785 pesos.
El directivo de CIBanco dijo que el movimiento del mencionado Fibra en particular se debe a que tiene más definidos sus programas, su promoción y el pago de dividendos. Sin embargo, el precio de las acciones ha mostrado una tendencia a la baja a lo largo de los últimos seis meses.
El Fibra del NAIM, por el contrario, según el especialista, no ha realizado ningún pago a sus tenedores y el precio de sus acciones se ha mostrado sin ninguna variación.

Milenio Diario