Con auditoría a Graco y amenazas, inicia Blanco

12
El ex alcalde de Cuernavaca se convirtió ayer en el Ejecutivo estatal número 45 en Morelos.

Selene Flores y David Monroy/Cuernavaca

Tras rendir protesta como el gobernador número 45 de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo aseguró que está dispuesto a defender a la entidad como lo hizo con la camiseta de la selección nacional y que a pesar de recibir un estado destrozado y una administración saqueada, no le fallará a los morelenses.
Durante la sesión solemne de la 54 legislatura local efectuada en la Plaza de Armas Emiliano Zapata, Blanco Bravo resaltó la importancia que tendrá durante su mandato tema de la seguridad y la violencia, como los secuestros, los asesinatos dolosos y los feminicidios, fenómenos criminales que se comprometió a combatir.
En entrevista, el nuevo Ejecutivo estatal aseguró que está dispuesto a llegar “hasta el final” en las indagatorias y auditorías que se practiquen a la administración de su antecesor, Graco Ramírez Garrido Abreú, las cuales iniciaron ayer mismo.
Al término de la presentación de su equipo de trabajo, Blanco Bravo apuntó que hay “muchos temas pendientes que atender e investigar”, por lo que —adelantó— su gobierno no se quedará con los brazos cruzados ante cualquier irregularidad, fraude, desvío o peculado que sea encontrado: “Si salen (también) salpicados algunos secretarios, algunos diputados, la familia del (ex) gobernador… yo se lo dejo a la ley”.
A 48 horas del ingreso del gobierno de Blanco, un presunto grupo criminal amagó al jefe político del primer círculo del ex seleccionado nacional,
José Manuel Sanz y al secretario de Movilidad y Transporte, Víctor Mercado, para cumplir “compromisos contraídos en 2016”.
A través de un mensaje localizado en el poblado de Parres, en el municipio de Jiutepec, el supuesto grupo organizado, les advirtió que no solo deben cumplir con lo pactado, sino también les indicó que se mantendrán en poder del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (Sapac).
Previamente, Blanco Bravo dio a conocer el nombre de los hombres y mujeres que le acompañarán en su gobierno, quienes, en su totalidad, fueron dados a conocer este fin de semana por MILENIO.
Previo a su toma de protesta como gobernador, el ex futbolista asistió a una misa en la Catedral de Cuernavaca, acompañado de su esposa Natalia Rezende y sus tres hijos En la homilía, el padre Thomás Toral pidió que el gobierna de Blanco trabaje a favor de los habitantes del estado de Morelos, porque es “un pueblo que se encuentra en medio muchas dificultades por descuido, por ambición y corrupción de otros”.

Milenio Diario