Aplaude EU nuevo TLC, pero los aranceles van

8
El estadunidense dio una conferencia de prensa en los jardines de la Casa Blanca.

Agencias y redacción/México

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que a pesar de haber logrado un nuevo acuerdo comercial con México y Canadá, los aranceles al acero y aluminio se mantendrán a no ser que se establezca un sistema de cuotas.
Trump dijo que la industria del acero se está expandiendo desde que comenzó a imponer aranceles, por lo que estos son necesarios para la seguridad de Estados Unidos.
—¿Mantendrá los aranceles a México y Canadá?
—Sí, hasta que podamos hacer algo que pueda ser diferente como las cuotas, quizá, de tal forma que nuestra industria esté protegida. No permitiré que nuestra industria acerera desaparezca.
Reiteró que de no haber utilizaron los aranceles como medida de presión no se pudo haber logrado un acuerdo comercial, por lo que continuará aplicando esta política para lograr concesiones comerciales.
En conferencia de prensa en los jardines de la Casa Blanca. Trump aseguró que el nuevo acuerdo comercial “transformará a Estados Unidos otra vez en una potencia manufacturera”.
Trump agregó que el nuevo acuerdo comercial con Canadá y México es el “más importante de la historia” del país, y remarcó que es un “privilegio” para cualquier nación del mundo comerciar con Estados Unidos.

Buen día para Canadá
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, afirmó que el nuevo acuerdo comercial alcanzado con Estados Unidos “preserva” las principales partes del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
En una rueda de prensa en Ottawa, Trudeau añadió que la modernización del TLC “no ha sido fácil”.
Dijo que su país hizo algunas concesiones difíciles para alcanzar un acuerdo para modernizar el TLC.
“Tuvimos que hacer concesiones y algunas fueron más difíciles que otras”, dijo Trudeau en una conferencia de prensa en Ottawa. “Nunca creímos que sería fácil, y no lo fue, pero es un buen día para Canadá”.
“Todavía no hemos llegado al final”, indicó Trudeau, quien recordó que el nuevo pacto tiene que ser ratificado por los tres países.
Trudeau compareció ante los medios de comunicación junto con su ministra de Asuntos Exteriores, Chrystia Freeland.
Freeland fue objeto de los ataques del presidente estadunidense, Donald Trump, quien la semana pasada declaró, sin nombrarla, que no le gustaba.
Tanto el primer ministro canadiense como Freeland reconocieron que los 13 meses de negociaciones han provocado tensiones con sus vecinos estadunidenses.
Trudeau destacó que que mantuvo una conversación telefónica “muy positiva” con Trump y que espera que con el acuerdo las relaciones bilaterales vuelvan a la normalidad.
Trudeau y Freeland también negaron que Canadá haya sacrificado el sector lácteo canadiense para conseguir el acuerdo.
El sector está fuertemente protegido en Canadá con un sistema de gestión de la oferta para evitar que las exportaciones de EU perjudiquen a los productores canadienses, muchos de ellos presentes en Quebec.
Trudeau aseguró que Canadá compensará de forma “justa” a los productores canadienses por las pérdidas que sufran a consecuencia del acuerdo.

Milenio Diario