Austeridad pegará a cinco aseguradoras

63

Miriam Ramírez/México

Dentro del plan de austeridad impulsado por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, destaca la eliminación de seguros de gastos médicos mayores a funcionarios; de concretarse, el impacto en el sector sería de 4 mil millones de pesos.
En entrevista con MILENIO, Víctor Aguilar, director general de Infosurance, firma especializada en estrategia de seguros, indicó que de concretarse la propuesta del próximo mandatario, las compañías que se verán más afectadas son MetLife México, AXA Seguros, Bupa México, GNP y Plan Seguro.
El especialista detalló que solo en 2017, según datos publicados en el sistema electrónico CompraNet —sistema electrónico de información pública gubernamental sobre adquisiciones—, las licitaciones por concepto de pólizas de gastos médicos mayores para el gobierno federal ascendieron a más de 4 mil millones de pesos, monto del cual MetLife tiene la mayor participación.
“Si nos vamos al total de la industria de seguros en México, las pólizas de gobierno deben representar alrededor de 2 por ciento del mercado. Si consideramos el tema de las prestaciones laborales: el de gastos médicos representa poco más de 11 por ciento, mientras que el seguro de vida para los empleados y dependientes casi alcanza esa cantidad”, destacó.
Según Infosurance, durante 2017 MetLife obtuvo contratos por más de 2 mil 805 millones 935 mil pesos en pólizas de gastos médicos; seguida de Bupa México, con 358 millones 775 mil pesos; AXA Seguros, con 356 millones 55 mil; GNP, con 280 millones 175 mil, y Plan Seguro, con 104 millones 876 mil pesos.
Para Aguilar, el impacto de ya no contratar seguros de gastos médicos mayores a servidores públicos generará una presión sobre el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) y en otras instituciones públicas donde se atenderían a los afectados.
Además, el impacto también se daría en la industria hospitalaria privada, toda vez que esas personas ya no se atenderían ahí. Asimismo, los trabajadores del gobierno tendrían un trabajo con menos prestaciones.
Aguilar destacó que las pólizas contratadas en vigor concluirán su periodo a partir de 2019 y hasta 2020, por lo que su eliminación debe de ser un proceso gradual, periodo en el que las compañías deberán replantear su estrategia.
“La medida tendrá un alto impacto porque las estrategias de las compañías, al perder su contrato, sería tratar de captar a estas personas mediante seguros individuales, pero con ciertas condiciones; sin embargo, solamente un bajo porcentaje de dichos afectados podrían pagar por su cuenta este tipo de pólizas; además, existen funcionarios a los cuales es muy difícil quitárselos, como por ejemplo a toda la seguridad pública”, explicó.
Según Aguilar, las compañías aseguradoras deben desarrollar propuestas y productos acordes a este nuevo mercado, como el que existe actualmente, en el que se tenga oportunidad de un seguro de gastos médicos mayores bajo un esquema de descuento por nómina, que además deberá contar con un precio más bajo comparado con un seguro individual.
“Esa será la estrategia que seguirán las compañías que están en ese mercado y las que quieran entrar a captar ese tipo de personas. No van a querer perder sus clientes y van a dar la oportunidad de contratar en forma individual bajo un régimen de descuento por nómina”, consideró.
En términos generales, señaló el especialista, el número de personas que tendrían un impacto por la falta de cobertura de seguros en el gobierno en sus tres niveles ascendería a alrededor de 300 mil; donde además del seguro de gastos médicos mayores están cubiertos con otro tipo de pólizas como la de vida o auto.
Desde el punto de vista del directivo de Infosurance, las compañías de seguros que operan en México tienen solidez, por lo que no prevé riesgo en su existencia o solvencia.
No obstante, aclaró que sí se verá una baja considerable de sus negocios y obviamente tendrá consecuencias; por ejemplo, al haber menores clientes, se necesitan menos personas para administrar las cuentas, entonces, habrá despidos.

Milenio Diario