Abre ronda crucial en renegociación del TLC

5
México confía en que Canadá se una a las discusiones a la brevedad

Agencias, Luis Moreno y Silvia Rodríguez/Washington y México

Por cuarta semana consecutiva, las delegaciones de México y Estados Unidos (EU) están reunidas en Washington para analizar y avanzar en los temas pendientes de la renegociación, que son los más complejos.
Para que la firma pueda tener lugar es preciso que Canadá se una a un hipotético acuerdo con brevedad. La fecha límite para un acuerdo preliminar es el 25 de agosto, ya que la ley estadunidense obliga al gobierno a informar del mismo al Congreso 90 días antes de la rúbrica.
Una de las dos principales diferencias que complican desde el principio la renegociación del TLC son las reglas de origen para el sector del automóvil. Estados Unidos quiere que el contenido regional del producto final sea mucho mayor a 62.5 por ciento actual y que la mayor parte de ese sea fabricado por él.
El otro gran punto de fricción es una cláusula automática de caducidad (sunsent) que obligaría a revisarlo cada cinco años y que Washington defiende frente a la oposición de sus socios.
El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, señaló que la discusión del TLC ha llegado a un punto en que solo son párrafos para concluir.
“Ya no es cuestión de capítulos, ya es cuestión de párrafos y de temas”, dijo afuera de la oficina del representante comercial de EU, Robert Lighthizer.
Aunque Kenneth Smith, jefe del equipo técnico negociador de México, dijo a su arribo que en esta semana el enfoque de las pláticas será “en las áreas más difíciles”, Guajardo indicó que el tema de la cláusula sunsent, considerado parte de esa categoría, no fue discutido este miércoles.
En las últimas tres semanas los gobiernos de ambos países se han reunido para hablar de los avances y se tienen ya 20 capítulos cerrados de un total de 30; se espera que Canadá se sume a las mesas de trabajo para que se cierren de forma trilateral.
Por su parte, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) considera que es relevante este mes en la renegociación, pues de no concretarse, la probabilidad de su aprobación por la actual legislatura de EU es nula, debido a las elecciones intermedias de noviembre en ese país.
En conferencia, el presidente de la comisión de Comercio Internacional del IMCP, Manuel Vargas, indicó que uno de los temas complicados es que el tratado se revise cada cinco años, pero el jefe negociador del equipo de transición, propuesto por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, Jesús Seade, ya señaló que es un tema en el que México no debe dar marcha atrás y “seguramente Canadá lo va a apoyar”.
La delegación mexicana está encabezada por los secretarios de Economía y de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, así como por Jesús Seade Kuri.

Un año de renegociación
Hoy se cumple un año del inicio de la renegociación del TLC; ante ello, el principal objetivo de la administración de Donald Trump, que es reducir el déficit de EU con México, no se logrará en 2018, afirmó el director del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce), Fernando Ruiz Huarte.
No se dará porque “Estados Unidos trae un crecimiento importante en su economía, eso es lo que ha fortalecido principalmente el incremento de nuestro comercio exterior con ese país, y también de la misma manera el déficit comercial”, subrayó en entrevista.
Como se dijo al iniciar la renegociación del TLC, el déficit de EU está ligado a factores internos de su economía, como son la falta de ahorro y las finanzas del gobierno, agregó.
“La balanza comercial no está ligada al tratado sino al crecimiento de la economía y a los problemas del déficit presupuestario de EU”, indicó.
Ruiz Huarte recordó que los objetivos de la renegociación fueron diferentes desde el inicio para México y EU, puesto que mientras en Washington se buscaba el llamado comercio justo y beneficiar a sus trabajadores e industrias, México apostaba a modernizar el acuerdo con nuevas disciplinas que no se tenían hace más de 20 años.

Milenio Diario