Se dice…

10

Que apenas ayer comentamos en este mismo espacio que en el Ayuntamiento de Carmen se detectaron a más de 250 ‘aviadores’, que costaban más de seis millones de pesos mensuales a las finanzas públicas, estaban en la nómina pero no hacían nada y, eso sí, ganaban hasta 15 mil pesos vía depósito en tarjetas bancarias sin que nadie los conociera en la administración municipal.

Que ese parece que no es el peor problema que dejó el ex alcalde panista Pablo Gutiérrez Lazarus, sino que lo más pesado para la nueva administración fue encontrar una deuda cercana a los 600 millones de pesos, que hacen imposible de poner en acción a la Comuna de la isla carmelita.

Que entre las deudas que dejó Gutiérrez Lazarus está una de 300 millones de pesos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), otra de 168 millones a la Secretaría de Hacienda, más de 100 millones a diversos proveedores, por citar las más abultadas, aunque también se de le deben sus participaciones a las juntas municipales y comisarías.

Que la operación del Ayuntamiento está en severa crisis, al grado tal que solo han podido cobrar la quincena de octubre los trabajadores sindicalizados, pero no lo han hecho ni los de confianza ni los directores o jefes de áreas. Las deudas que dejó el panista que buscaba reelegirse tienen en bancarrota a la Comuna, lo que supondrá un reto importante para el nuevo alcalde, Oscar Rosas González.