Restauradora de la fe

17
Todos deberíamos respetar a un artista que se niega a sacrificar la calidad por la rapidez. (Un artista del mundo flotante, 1986 Kazuo Ishiguro)

Julia Sierra
*40 años de dedicarse a la restauración
*Cobra desde 100 pesos por su trabajo
*Tiene su local en el mercado principal

Si hay una persona al interior del mercado principal de la ciudad capital que es apreciada por mucha gente ante la labor que realiza, esa es la señora Julia Sierra, quien ha demostrado no solo la vocación, sino la paciencia para ir atendiendo desde hace ya 40 años todo tipo de figuras religiosas, que le llevan para su restauración.
Desde la llamada Zona Seca del mercado “Pedro Sainz de Baranda”, diariamente trabaja en recuperar la forma de cada una de las imágenes que le llevan fracturada, la cual atiende no solo con esmero, sino con mucha fe, y todo de manera artesanal, sin ningún tipo de maquinaria más que sus manos.

¿Cómo es que toma la decisión de dedicarse a la restauración de imágenes?
Ya van corriendo más de 40 años y este oficio lo aprendí de mi madre, lo cual agradezco porque me ha permitido sacar adelante a mi familia, ahora espero que también lo pueda heredar a mis hijas, que me ayudan algunas veces en los trabajos, y siempre les he dicho que se tiene que tener mucho cariño por lo que estamos haciendo.

¿Qué representa reconstruir una imagen religiosa?
Mucho porque se hace por amor a nuestro Señor, las imágenes se tienen que ver bien, siempre tienen que lucir bonitas, se hace por cariño, son cosas religiosas y no es nada más porque tengamos ganas de hacerlo, no, aquí hay que tener mucha paciencia y así lo hemos hecho todo este tiempo, nos gusta restaurar las imágenes.

¿Es muy complicado restaurar las imágenes que le traen?
Como digo, se trata de tener mucha paciencia, se trabaja con las manos, con el yeso y agua, depende del tamaño de la imagen y el daño que tenga, y lo mismo es con el cobro, vamos desde los 100 pesos con imágenes pequeñas hasta los 450 pesos en las más grandes y dependiendo del trabajo que se tenga que hacer.

¿Puede restaurar todo tipo de imagen religiosa?
Si, desde un niño Jesús, hasta imágenes de la Virgen más grandes, todo lo hacemos manual. Primero comenzamos con la restauración, trabajamos las partes quebradas, y posteriormente aplicamos la pintura en el área. Muchas veces no se tiene el tono de pintura exacta y en esas ocasiones la gente prefiere que se repinte toda, para que quede mejor y se vea más bonita.

¿Sigue acudiendo la gente a restaurar sus imágenes religiosas?
Ya cada vez muy poco, hay gente que no valora el trabajo que se realiza, porque vienen a preguntar, se les dice el costo dependiendo del daño y nos dicen que es muy caro, pero se les explica que no es lo mismo que compren uno nuevo, que sale mucho más caro, a que nos pongamos a restaurar su imagen a mano, más barato.