Obras de arte en cuerno

19
El artista sabe lo que hace, pero para que merezca la pena debe saltar esa barrera y hacer lo que no sabe (Eduardo Chillida)

José Valerio Jiménez Montoya
*40 años de dedicarse al tallado de cuerno de toro
*Ofrece sus productos en el Bazar Artesanal
*Sus piezas han llegado a otros países como Canadá y Estados Unidos

José Valerio Jiménez Montoya es parte de una familia campechana que desde hace dos generaciones se dedica a las artesanías, eligiendo como su especialidad, el tallado del cuerno de toro, para elaborar piezas únicas, como aretes, collares, dijes, pulseras, y otros adornos que desde hace algunos años recorren el país y el mundo.
Se siente orgulloso de que las tradiciones del estado no se pierdan, pues su hija ya aprende el oficio.

¿De dónde surge la pasión por trabajar con el cuerno de toro?
Desde muy pequeño, casi desde que nací ya veía a mi mamá trabajar con el cuerno de toro, lo traigo de herencia, provengo de una familia de artesanos, ya tengo 40 años y desde muy pequeño ya me dedicaba a elaborar algunas piezas. Mi mamá fue la que me enseño y juntos estuvimos trabajando muchos años, hasta hace apenas 15 años que falleció y esta es la mejor herencia que me pudo haber dejado.

¿Estás agradecido de haber aprendido este noble oficio de artesano?
Claro que sí, se lo agradezco a mi mamá, este es un excelente oficio, ejerzo un trabajo con el cual puedo obtener los recursos que requiere mi familia y pues también ahora tenemos el apoyo del Gobierno del Estado, que ha estado impulsando mucho la artesanía, lo que nos permite vender nuestras piezas directamente al público, en diversos espacios como el Bazar Artesanal o en otras ferias.

¿Qué sientes cuando viene la gente de otros estados y países y se llevan tus piezas?
Me da mucha satisfacción que llega gente de otros países como Canadá, Estados Unidos, de Europa, hasta de otros estados de México, porque no solamente compran, sino que también nos hacen promoción cuando llegan a sus lugares de origen y cuando esa gente nueva viene a Campeche, inmediatamente nos buscan para poder llevar las diversas piezas que hacemos, y así hemos logrado darnos a conocer en muchas partes.

¿Es muy complicado trabajar el cuerno de toro?
Es un poco complejo, porque hay que saber el procedimiento para cortar el cuerno y poder colocarlo en la placa donde va a estar sujeto, caliente, y con una plancha de libro antiguo poder meterlo al fuego y darle la forma que queremos para poder tallarlo y dejarle sus detalles.

¿Seguirán fomentando esta actividad?
Claro que sí, vamos a seguir trabajando porque es nuestro oficio, me gusta hacerlo, con esto sostengo a mi familia, y lo vamos a seguir fomentando, mi hija ya tiene 19 años de edad y pienso dejarle la herencia familiar para que continúe mostrando las cosas buenas que hacemos los artesanos campechanos.