Declaran emergencia en Peribán; van siete muertos

8
Vecinos inspeccionan sus pertenencias para determinar si pueden rescatar algo.

Francisco García, Notimex y Redacción/Morelia

El gobierno de Michoacán reportó que hasta el momento suman siete muertos y más de 100 casas con daños y al borde del colapso, por las inundaciones generadas por el desbordamiento del del río Cutio y una represa en la alcaldía de Peribán.
El gobernador Silvano Aureoles y autoridades de los gobiernos municipal y federal recorrieron la zona para valorar los daños y brindar todo el apoyo a las cientos de víctimas.
El coordinador estatal de Protección Civil, Pedro Carlos Mandujano, señaló que, de acuerdo con las últimas evaluaciones, son más de mil damnificados.
De las ocho colonias con daños, Barrio Negro y Primero de Mayo están catalogadas como las más afectadas, reportó la Secretaría de Salud en Michoacán.
La dependencia estatal implementó un operativo de emergencia para proporcionar atención inmediata médica, psicológica y de prevención epidemiológica a las familias afectadas. Entre las acciones que desplegó esta dependencia se encuentran: consultas médicas en el albergue, la visita de viviendas para entregar frascos de plata coloidal, saneo del refugio, distribución de cofias y cubrebocas para el manejo de alimentos, entre otras cosas. Se determinó mantenerse en la zona permanentemente con el propósito de garantizar la atención médica oportuna.
La Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación emitió Declaratoria de Emergencia para el municipio de Peribán, en el estado de Michoacán, por la presencia de inundación fluvial ocasionada por lluvias torrenciales que azotaron el estado el 23 de septiembre pasado.
La localidad de Peribán adquiere el derecho de acceder a los recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), además, las autoridades contarán con recursos para atender las necesidades alimenticias, de abrigo y de salud de la población afectada.
El recuento de los daños no ha concluido, hay afectaciones también a la infraestructura carretera y se precisa conocer otros detalles, como la influencia del desborde de una represa, lo mismo que unas ollas agrícolas, y el daño al medioambiente de las cientos de huertas de aguacate.
Aunado a los trabajos de Gobierno del estado, la Sedena activó el denominado Plan DN-III y el ayuntamiento de Peribán instaló tres albergues temporales para asistir a los damnificados, sin embargo, la respuesta se ha quedado corta.
Solo alrededor de 25 personas se han instalado en los albergues, ya que de manera constante se están moviendo de lugar en búsqueda de sus familiares. En tanto, los ayuntamientos vecinos, la sociedad civil organizada y la ciudadanía se ha desbordado en muestras de apoyo: en unas horas han logrado reunir ropa, agua embotellada, comida enlatada y alimentos preparados, los que comenzaron a llegar desde antes de las 12 horas.
La Comisión Nacional del Agua informó que la lluvia registrada en Peribán fue resultado de una zona de inestabilidad que produjo la formación de nubes de tormenta de corta duración, provocando una precipitación que alcanzó los 58 litros por metro cuadrado en tan solo dos horas.
La causa principal del desbordamiento es la fuerte pendiente de la cuenca del río Cutio, la cual tiene un desnivel de mil 40 metros en tan solo 13 kilómetros, lo que origina que los escurrimientos de las lluvias alcancen velocidades elevadas que llegan hasta los siete metros por segundo, es decir 25.2 kilómetros por hora.

Milenio Diario