Empiezan los festejos del Cristo de la Misericordia

10
El Cristo de la Misericordia es de igual tamaño que el de San Román, pero más claro de color.

La imagen del Santo Cristo de la Misericordia bajó de su altar en medio de aplausos, repicar de las campanas y voladores al cumplir 453 años de su llegada a la cabecera municipal de Calkiní, para iniciar la tradicional feria en su honor con la visita de gremios durante todo octubre.
La imagen quedó expuesta a la comunidad católica y volverá al altar mayor luego de la misa de 7 de la noche del sábado 29 de septiembre para recibir a los gremios, anunció el párroco Juan Eleodoro Kantún Huchín.
Como todos los años, la comunidad católica participó en la celebración eucarística a cargo del párroco en la iglesia central de San Luis Obispo en honor al Santo Cristo de la Misericordia, con el canto de su himno acompañado de aplausos para agradecer los favores recibidos o hacer una petición.
Varios historiadores del pueblo aseguran que originalmente llegaron a tierras campechanas tres imágenes del Cristo en el año 1565, una es el Señor de San Román que se venera en la capital del Estado; otro es el de la Misericordia de esta ciudad, y el tercero el Señor de las Ampollas que se encuentra en la catedral de San Idelfonso de Mérida, Yucatán. Los tres se asemejan en su color. El de Calkiní es más claro, su tamaño es como el de Campeche y el más pequeño es el de Mérida.
San Román se festeja en septiembre y el de Calkiní y Mérida en octubre. El investigador Eduardo Baeza García (+) decía que juntos forman la “Trilogía de la Crucifixión”, los tres cristos llegaron a la península poco después de la conquista de los españoles a manos de los frailes franciscanos.
Con la bajada del Santo Cristo de la Misericordia iniciará la próxima semana la llegada de los tradicionales gremios junto con otras actividades religiosas.

Información: Rosendo Balan Caamal