“Tenemos que actuar pronto”

8

Luis Omar Morales/León, Gto.

El futbol mexicano se ha cimbrado por la violencia. Las escenas tan impactantes de un grupo de aficionados de Monterrey agrediendo a uno de Tigres, dejándolo inconsciente sobre el asfalto, han acaparado las redes sociales.
Y, por supuesto, era el momento para que las autoridades de la Federación Mexicana de Futbol y la Liga Mx se pronunciaran al respecto, y lo hicieron.
Yon de Luisa, presidente de la Femexfut, dejó en claro que estos hechos son parte de una cuestión social “complicada”, aunque no rehuyó a la responsabilidad que tiene el futbol mexicano de actuar rápido.
“Es complicado, es una cuestión social complicada, tenemos que actuar y actuar pronto”, dijo en primera instancia.
Y luego ahondó: “Es un problema social que dentro la industria del futbol tenemos que trabajar tanto Liga, Federación y clubes con todas las autoridades locales para hacer lo que esté en nuestras manos, para evitar que ocurran cosas como las de anoche (domingo)”.
Eso sí, aunque coincidió que los hechos fueron muy lejos del estadio Universitario, sabe que deben mejorar los protocolos.
“Haremos lo que podamos para trabajar con la afición, esperemos que estos hechos que fueron a 4 kilómetros de distancia del estadio, ¿qué podemos hacer nosotros?, me refiero a Liga y Federación. Es complicado, pero hay que actuar rápido”
Sobre el partido que disputará la selección mexicana frente a Costa Rica el próximo 11 de octubre en el Universitario, De Luisa aseveró que se mantienen sin cambios, aunque se trabajará con las autoridades para evitar cualquier incidente violento.
“El partido se va a llevar a cabo en Monterrey, así está planeado y así lo haremos, desde luego estaremos trabajando con la directiva del club Tigres y con las autoridades locales para evitar cualquier tipo de estos actos lamentables.

“SON PANDILLAS”
Después del percance previo al clásico Regio que dejó a herido de gravedad a Rodolfo Manuel Paloma de 21 años, el presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, aseguró que no se trata de un conflicto entre aficionados, sino de pandillas que se disfrazan con los colores de los equipos del futbol mexicano.
Bonilla aseguró que fue lamentable el hecho ocurrido horas antes del partido entre Tigres y Monterrey, el cual señaló fue originado “por actitudes de pelafustanes” que se retan en redes sociales.
“Son pandilleros, no son aficionados, esos estuvieron en el estadio, protegidos por autoridades. Estos personajes no son aficionados, no los queremos en el futbol, nosotros queremos familias, verdaderos aficionados que sientan sus colores y respeten los del rival”, apuntó.
Existió la posibilidad de suspender el partido después de estos sucesos, sin embargo, al dialogar con las autoridades de Nuevo León y con los propios clubes, se tomó la determinación de continuar con el juego, para evitar mayores percances.
“El haber suspendido el partido, platicamos con los clubes, hubiera ocasionado más problemas. El evento se desarrolló como se acostumbra. No podemos sancionar a las aficiones por una situación de pandillas que se sucedió en otro lado de la ciudad y no se da dentro de nuestros estadios”, refirió.

JUNTOS POR LA NO VIOLENCIA
Las directivas de los equipos Tigres y Rayados emitieron un comunicado conjunto en la búsqueda de erradicar la violencia en el futbol, luego de los incidentes que se suscitaron previo al clásico regio.
“Basados en la buena relación que existe entre Club Tigres y Club de Futbol Monterrey Rayados, desde temprana hora de este lunes (24 de septiembre) se iniciaron reuniones con el objetivo de encontrar soluciones y compromisos para afrontar la problemática que daña nuestro deporte y nuestra sociedad.
“Ambas instituciones manifiestan su intención de coadyuvar con las autoridades estatales, afición, medios de comunicación y la Liga en la búsqueda de erradicar la violencia en el futbol”, es lo que se publicó en el comunicado que ambas instituciones publicaron en sus redes sociales.
En redes sociales también circulan fotografías de uno de los presuntos agresores, captado en video durante la persecución de fanáticos de Rayados sobre decenas de los de Tigres, cuyo nombre sería Alan Aarón García, identificado principalmente por dos tatuajes en el pecho.

La Afición/Milenio Diario