Contratos petroleros ya firmados quedan garantizados en T-MEC

23
El Estado mexicano tiene la propiedad directa de los hidrocarburos en el subsuelo de territorio nacional.

Angélica Mercado/México

La Secretaría de Economía dio a conocer este fin de semana el texto en español del T-MEC —antes TLC—, según el cual México sí mantiene su soberanía en materia energética; sin embargo, el gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, deberá respetar todos los contratos petroleros entregados hasta este momento, de lo contrario México sería llevado ante un arbitraje internacional.
En entrevista, el ex senador y experto en acuerdos comerciales Gerardo Flores explicó que “el prietito en el arroz” se aloja en el capítulo automotriz, pues si bien México y Canadá negociaron con Estados Unidos (EU) un blindaje que permite garantizar que si EU sube los aranceles a los vehículos, para sus dos socios no será mayor a 2.5 por ciento sí hay un tercio desprotegido.
De acuerdo a Flores Ramírez, se queda desprotegido un tercio de la producción, que equivaldría a unos 28 mil millones de dólares anuales, aunque es un mercado que con el tiempo se estabilizará, como sucedió con el TLC.
En otras materias, México logró que industrias como la radio y la televisión no tuvieran cambios relevantes con relación al TLC; y mientras que López Obrador puso en duda el funcionamiento del Instituto Nacional de Transparencia, el margen para desaparecerlo se reduce porque el tratado trilateral obliga al Estado mexicano a tener un órgano regulador autónomo en la materia.
Consultado por MILENIO, el experto dijo que en términos generales es positivo para el país, más que para EU o Canadá.
“Le quita presión a López Obrador para iniciar su gobierno y no hay duda de que se va firmar el 30 de noviembre”.
Por lo que toca al sector energético, el capítulo 8 denominado Reconocimiento de la propiedad directa, inalienable e imprescriptible del Estado mexicano sobre los hidrocarburos, contiene un solo artículo.
En su artículo 8.1 se señala que “como se establece en este acuerdo, las partes confirman su pleno respeto por la soberanía y el derecho soberano a regular con respecto a asuntos atendidos en este capítulo de conformidad con sus respectivas Constituciones y derecho interno en pleno ejercicio de sus procesos democráticos”.
“El Estado mexicano tiene la propiedad directa, inalienable e imprescriptible de todos los hidrocarburos en el subsuelo del territorio nacional, incluyendo la plataforma continental y la zona económica exclusiva situada fuera del mar territorial y adyacente a éste, en mantos o yacimientos, cualquiera que sea su estado físico, de conformidad con la Constitución”.
En el anexo 14-E, relativo a solución de controversias de inversiones México-EU, se establece que quedarán como “sector cubierto” actividades con respecto a petróleo y gas natural que una autoridad nacional controla, tales como exploración, extracción, refinación, transporte, distribución o venta. También el suministro de servicios de generación de energía al público.

Milenio Diario