Batres plantea ahorro de 149.3 mdp anuales

15

Karina Palacios/México

Como parte del programa de austeridad republicana de Andrés Manuel López Obrador, el senador electo de la coalición Juntos Haremos Historia, Martí Batres, propuso la reducción del número de altos mandos al interior del Senado, así como recortes a sus sueldos y la eliminación de privilegios, lo que representará un ahorro por más de 149 millones de pesos en la estructura de la Cámara alta.
En conferencia de prensa en el Comité Estatal del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), explicó que el Senado cuenta con 326 altos mandos, entre secretarios generales y técnicos, contralores, coordinadores, jefes de área, entre otros, en los que se invierte 325 millones 520 mil 77 pesos, por lo que planteó el recorte de 100 de ellos, sin afectar a los 951 trabajadores operativos.
“Tenemos un mando por cada tres trabajadores; generalmente estamos hablando de una hipertrofia. Existen demasiados mandos para un conjunto de trabajadores que no llegan ni a mil. Hemos hablado de los privilegios de los senadores pero ahora serán los privilegios de los altos mandos de la administración interna del Senado que han crecido de una manera tremenda”, dijo.
Destacó que con los recortes a los sueldos y privilegios, como los seguros de gastos médicos mayores, de vida, de retiro y de alimentación, además de los 226 altos mandos ajustados a los lineamientos de austeridad, se prevé un ahorro de 149 millones 383 mil 83 pesos anuales, es decir, 45.9 por ciento en los costos de la estructura.
Afirmó que en los siguientes días continuarán las evaluaciones para no afectar el funcionamiento de ninguna área de trabajo de la Cámara alta; sin embargo, prestarán especial atención a los beneficios que reciben los altos mandos, como los viajes al extranjero, “que se está investigando al no haber información disponible”.
Respecto a los contratos de honorarios, Batres afirmó que trabajarán para reducir 500 de los mil 800 existentes, mientras que el recorte del financiamiento de los grupos parlamentarios será de 800 millones de pesos, siendo “el más importante que se realice en el sexenio”.

Milenio Diario