Caos vial por el corte de energía a semáforos

84
Elementos de Vialidad dirigen el tránsito en la avenida Central, una de las avenidas afectadas.

Ana Patricia Peña Uj

Por un adeudo millonario del Ayuntamiento con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por 1 millón 868 mil 612 pesos, varios semáforos están sin funcionar en algunas de las principales avenidas de la ciudad, lo que ha provocado caos, sobre todo en las horas “pico”.
La afectación se registra en los cruces de la avenida Central con avenida Colosio, avenida Central con calle Costa Rica, avenida Central con calle Querétaro y avenida Agustín Melgar por avenida Universidad.
Cabe destacar que en redes sociales circula un oficio donde la tesorera municipal, Claudia Eugenia Cetina Cabrera, se deslinda de la responsabilidad, pide al Gobierno del Estado que pague el adeudo; sin embargo, fue el mismo Jorge de Jesús Argáez Uribe, secretario de Seguridad Pública del Gobierno del Estado de Campeche, quien dio a conocer que de acuerdo con la Ley de Vialidad, todo lo concerniente a nomenclatura y semáforos de las ciudades corresponde a los gobiernos municipales.
Calificó esta situación como un desconocimiento de las leyes, ya que el Gobierno del Estado no tiene contrato con la CFE por este concepto, como el personal del Ayuntamiento lo afirma en redes sociales; alega que a los ciudadanos se les descuenta un impuesto en el servicio privado de energía eléctrica, para el mantenimiento del alumbrado público.
Ante esta situación, el secretario de SP dijo que desde su dependencia apoyará a la ciudadanía en la única forma posible: poniendo orden a través de elementos de Vialidad en esos cruces para poder agilizar el tráfico, principalmente en las horas “pico”.
Así, se exhortó a que la Comuna llegue a acuerdos benéficos para la ciudadanía, ya que hay cerca de 36 semáforos en toda la ciudad y de verse afectados, habría un gran caos vial.
Cabe recordar que no es el único adeudo que ha traído afectaciones a los servicios públicos y a la ciudadanía, tal como el adeudo a CFE que impedía el correcto bombeo de agua potable en diversas comunidades y la falta de pago al Issstecam, lo que ha provocado que desde diciembre los trabajadores no puedan accesar a créditos.