Positivo, ceder Teatro de la Ciudad y Plaza de la República

32

El Cronista de la Ciudad, José Manuel Alcocer Bernés, consideró apropiada la decisión de entregar al Gobierno del Estado la administración del Teatro de la Ciudad y la Plaza de la República, por los altos costos de mantenimiento y restauración que implica mantenerlos en perfectas condiciones. También está la propuesta de ceder la Alameda Central para que retome su grandeza histórica.
Señaló que en el caso del Teatro de la Ciudad “Francisco de Paula Toro”, su cuidado es muy caro en todos sus aspectos, por lo que el Ayuntamiento de Campeche no cuenta con los recursos para aplicarlos en el inmueble continuamente.
“Si el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Cultura, tiene los recursos que se necesitan, pues adelante. La reciente remodelación que se le hizo al recinto fue con el apoyo de la administración estatal; veo muy sano que se le conceda a quien pueda tenerlo en perfectas condiciones”, dijo.
Recordó que el Teatro Toro, como se le conoce coloquialmente, es uno de los edificios históricos más antiguos, al ser el primero de ese tipo de la Península de Yucatán. Conserva muchos de los detalles originales, lo que le valió ser incluido entre los teatros mejor construidos al ser ensamblado de madera sin un solo clavo.
Reiteró que la decisión de la Comuna de Campeche para ceder algunos espacios públicos se debió a que de esta manera se les puede dar mejor aprovechamiento. Aunque pudiera decirse que no son “dueños” de ellos, sí tienen la responsabilidad de determinar cuál es la mejor opción para su conservación.
“Otro de los elementos urbanos que se debe conservar y que está en descuido es la Alameda, que fue el primer paseo público de la ciudad, y que durante el gobierno de José Ortiz Ávila le recortaron 17 metros, porque originalmente llegaba hasta la muralla de la Puerta de Tierra”, apuntó.
Destacó que ese espacio público habitualmente está lleno de basura y los fines de semana es ocupado como tianguis, pero se mantiene descuidado. A veces el Ayuntamiento no tiene los elementos necesarios para resguardarlo.
Recordó que dentro de las tareas fundamentales de un Ayuntamiento está el cubrir las necesidades en servicios públicos de la ciudadanía, por lo que no ve mal que se realicen este tipo de cesiones de inmuebles para su correcta conservación histórica.

Información: Daniel Castillo