Soberón: nadie ha apoyado a los militares como Peña

7
Un contingente pasa frente a Salvador Cienfuegos y Vidal Soberón.

Ignacio Alzaga/México

Las fuerzas armadas son leales al presidente Enrique Peña Nieto, quien históricamente ha sido el que más ha apoyado al Ejército, Fuerza Aérea y Armada de México, dijo el secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón.
El almirante destacó que militares y marinos representan la mejor herramienta que tiene el Estado para resolver “cualquier tipo de problema”, y su lealtad continuará con “la otra administración y las otras administraciones.
“Ningún presidente en la historia ha hecho tanto por sus fuerzas armadas como lo ha hecho el licenciado Enrique Peña Nieto”, puntualizó al encabezar con el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, la segunda Revista General del Desfile Militar 2018.
Manifestó que las fuerzas armadas constituyen un gran cuerpo unido y con grandes valores. “Somos militares de muy alto nivel y eso se nota”, afirmó durante el último ensayo previo a la marcha del 16 de septiembre para conmemorar el 208 aniversario del inicio de la Independencia.
Al concluir la práctica en la explanada Damián Carmona, en la que participaron más de 18 mil soldados, marinos, cadetes, policías federales, charros, niños y rescatistas, comentó que “el mejor regalo” para el presidente Peña Nieto es un desfile impecable.
“Que se vea ese coraje, ese amor, ese empuje que tienen todos ustedes, la fibra que van denotando en cada paso. Que sepan que somos la gran fuerza de Méxi-
co, somos la mejor herramienta que tiene el Estado para enfrentar cualquier tipo de problema.
“Estamos orgullosos de ustedes (…) transmitan ese honor, ese coraje, esas ganas de demostrar que somos militares, y que somos militares de muy alto nivel”.

Despedida anticipada
En una despedida anticipada, en el último tramo del sexenio peñista, el general Cienfuegos comentó que él y el almirante Soberón se sienten muy honrados y orgullosos de haber tenido la oportunidad de “cooperar en algo” al desarrollo de las fuerzas armadas en muchos aspectos, como en su sistema educativo, calidad de vida e instalacio-
nes hospitalarias.
Cienfuegos recordó que este será el último desfile tanto de él como de Soberón, por lo que aseguró que “estamos muy honrados, estamos muy contentos, muy orgullosos de haber tenido la oportunidad de cooperar en algo para el desarrollo de nuestras fuerzas armadas, para el desarrollo de nuestro sistema educativo, para el desarrollo de nuestras instalaciones hospitalarias, para lo que ustedes saben que intentamos hacer tanto el secretario de Marina como yo”.
De acuerdo con el sexto Informe de gobierno, el presidente Peña Nieto realizó un esfuerzo sin precedente para fortalecer las capacidades operativas de las fuerzas armadas, pues “es claro” que el país no puede prescindir de su apoyo durante los próximos años en la lucha contra la delincuencia.
La Sedena adquirió 6 mil 400 automotores, 21 por ciento más que el sexenio pasado; además de 143 aeronaves (102 aviones, 41 helicópteros y tres aparatos no tripulados), es decir cinco veces más que en la pasada administración.
La Marina compró 47 aviones y 30 helicópteros, reemplazando 50 aeronaves antiguas, con lo que su flota creció 35 y 14 por ciento, respectivamente.
El apoyo a militares y marinos no se limitó a esto, sino que se fortalecieron aspectos como el educativo, de salud, calidad de vida y prestaciones.
Se modernizó la Universidad Naval y el Colegio de ingenieros de la Sedena a niveles de los mejores planteles del mundo. Se creó el Centro de Estudios de Ciencias de la Salud de la Semar y se modernizaron las instalaciones, además de que se impulsó, como nunca antes, la equidad de género y el respeto a los derechos humanos.

Milenio Diario