Peña: en 30 años, inversión extranjera creció 11 veces

4
El titular del Ejecutivo acudió a la centésima reunión anual de la Concamín.

Daniel Venegas y Luis Moreno/México

El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que la inversión extranjera directa (IED) creció 11 veces en los últimos 30 años, al pasar de 3 mil millones de dólares a 33 mil millones en promedio anual durante su administración; al cierre de su sexenio llegará a un total de 200 mil millones de dólares.
Al participar en la Reunión Anual de Industriales de la Concamin para festejar los 100 años de existencia del organismo, el mandatario precisó que en la década de los 80, México exportaba 21 mil millones de dólares al año, mientras que ahora llega a 34 mil millones al mes, y la capacidad exportadora es 20 veces mayor.
Explicó que dicha capacidad ha venido creciendo año con año, aunque en algunos llegó a caer, “pero se consolida este potencial para estar exportando hoy, al 2017, 386 mil millones de dólares”.
Peña Nieto se refirió a que hace 30 años se reemplazó un modelo de desarrollo agotado que “impedía generar el crecimiento y la prosperidad”, y que por eso se reconvirtieron las capacidades productivas del país para “reinsertar a México en la economía global” y responder a “los desafíos de la era de la globalización”.
El mandatario sostuvo que el crecimiento sostenido, el histórico aumento de la IED y el fortalecimiento de las exportaciones son muestra de que el país va por buen camino y que éstos no son logros de un solo gobierno, de una sola persona, sino de todos los mexicanos.
Aseguró que si bien aún existen en México rezagos que deben atenderse, “eliminar algunas de las barreras que impedían superarlos fue justamente lo que logramos impulsar en esta administración, a partir de los cambios estructurales que se lograron materializar en lo legislativo en los primeros dos años”.
Dijo que las reformas estructurales logradas por su administración “han sentado las bases para un mayor crecimiento, y por ello México hoy es un destino más atractivo para la inversión”.
Señaló que sociedad y gobierno son capaces de construir una nación donde nadie se quede atrás, y donde cada mexicano tenga el espacio de realización personal”.
Al hacer un comparativo de la situación del país hace 30 años con la actual, el mandatario dijo que sus avances se han logrado a partir de tres ejes: mantener la estabilidad macroeconómica, impulsar la productividad y la competitividad.
Señaló que las reformas estructurales “no eran cambios aislados, sino partes integrales de una larga transformación que México había iniciado a mediados de los 80, para reemplazar un modelo de desarrollo agotado que impedía generar el crecimiento y la prosperidad que nuestra sociedad demandaba”.
Aseguró que dicho proceso implicó un gran esfuerzo de reconversión para fortalecer nuestras capacidades productivas para reinsertar a México en la economía internacional y que ante la globalización “México respondió integrándose a los mercados internacionales, permitiendo que el sector privado libere las actividades productivas en las que es más eficiente.
Señaló que la inflación de 1982 a 1988 fue de 88 por ciento en promedio al año y que en este sexenio se ha registrado la tasa de promedio más baja de los últimos 50 años, 4 por ciento anual.
También dijo que 77 por ciento de la deuda del país está en pesos, cuando hace 30 años estaba en dólares y que 81 por ciento de la deuda total del país está a tasa fija, cuando hace 20 años el porcentaje era cero.
“Todos estos indicadores se han traducido en niveles de bienestar para las familias mexicanas muy por encima de los que había hace tres décadas”, sostuvo.
En el evento, Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), reconoció los cambios estructurales realizados en la actual administración, a través de las reformas implementadas.
Señaló que ahora corresponde a los empresarios hacerlas madurar y aprovecharlas.

Milenio Diario