“En diciembre pediré perdón a las víctimas”

4
En más de una ocasión los asistentes al segundo Diálogo por la Paz, la Verdad y la Justicia rechazaron la propuesta de reconciliación.

Jannet López y Mariel Arroyo/México y Villahermosa

Ante los reclamos de las víctimas de la violencia y el rechazo a la amnistía, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador se comprometió a pedir perdón a los afectados por la lucha contra el crimen y a que en su gobierno haya justicia e inversión para la búsqueda de los desaparecidos.
Aunque durante el segundo Diálogo por la Paz, la Verdad y la Justicia, que se llevó a cabo en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, insistió en la necesidad de que los mexicanos perdonen y se reconcilien, los asistentes interrumpieron y exigieron reconocer la indiferencia histórica del Estado.
“Reconozco de manera sincera lo que han hecho y comprendo su dolor, lo difícil que es para ustedes no estar con sus seres queridos; sé lo que significa el amor de los padres a los hijos, es quizá el amor más sublime, pero en esto yo sí perdono, en esto puedo diferir con algunos, perdón sí, olvido no.
“Los respeto, pero tengo otra convicción, voy a pedir perdón al momento que llegue a la Presidencia, les voy a pedir perdón a todas las víctimas de la violencia y no solo les voy a pedir, voy a comprometerme en todo lo que esté en mis manos para que haya justicia”, prometió el tabasqueño.
Al cumplir el compromiso que asumió el 8 de mayo de reunirse por segunda ocasión con las víctimas de la violencia, pidió que no lo confundan con los anteriores presidentes o con “políticos corruptos”.
Insistió en que su gobierno no será como los pasados, pues recordó que durante años ha recorrido el país, escuchado a las víctimas y conoce sus necesidades y los clamores de justicia.
Recalcó que durante su gobierno cualquiera que cometa un delito, así sea un compañero, un amigo o hasta un familiar, será castigado, pues “no voy a ser tapadera de nadie” y se comprometió a seguir recorriendo los pueblos y escuchando a todos.
“Lo único que les pido es que ayuden, desde luego que ya están ayudando y haciendo las cosas por su cuenta, pero una gran ayuda es que haya unidad; hablando con toda franqueza, si nos vamos a tener que reunir con cada colectivo no voy a darme abasto; ustedes ayuden en la organización, ya basta de la polarización y más cuando se trata de un asunto tan importante, ¿qué tienen que estar poniendo por delante intereses personales o celos? ¡Ya basta!”, pidió.
Aseguró que todos los pendientes serán atendidos y que su gobierno sí invertirá para la búsqueda de desaparecidos, el apoyo a los familiares que están en lucha y la identificación de los cuerpos, de ser el caso.
López Obrador recalcó que tampoco rechazará el apoyo de organismos internacionales y siempre consultará a las Naciones Unidas, incluso “otros países pueden entrar a ayudar, no se le va a cerrar la puerta a nadie, no vamos a ocultar ningún caso y no habrá impunidad. Todas las organizaciones internacionales son bienvenidas.
“Les aseguro que va a haber cambios, no va a ser lo mismo, no voy a fallarle al pueblo, no tengo ningún compromiso con ningún grupo de interés, con ninguna mafia y voy a estar siempre al servicio del pueblo. Vamos entre todos a sacar a México de esta profunda crisis para que se termine con esta pesadilla y este dolor”, propuso.
Insiste en bajar sueldos
Más tarde, de visita por Tabasco, Andrés Manuel López Obrador dijo que confía en que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación reduzcan sus salarios, aunque adelantó que será respetuoso de los poderes Judicial y Legislativo.
El Presidente electo comentó que todos los funcionarios, sin importar su adscripción, deberán de cumplir con la ley, “como todos lo tenemos que hacer”.

Milenio Diario