Paz, siempre con víctimas al centro: Sánchez Cordero

5
Ante el gobernador Javier Corral y López Obrador, Olga Sánchez Cordero señaló que deben mejorarse los mecanismos de reparación de daños

Jannet López Ponce y José Antonio Belmont/ Ciudad Juárez

En el arranque del primer Foro Escucha para la Pacificación Nacional, Olga Sánchez Cordero, futura secretaria de Gobernación, reconoció que acabar con el ambiente de violencia “es uno de los mayores retos del nuevo gobierno, no es tarea sencilla y lleva años”, pero consideró que abrir este proceso de escucha debe continuar “con paso firme y siempre con las víctimas al centro”.
En el teatro Gracia Pasquel de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, la ex ministra explicó que se requiere un cambio de paradigma y de trato a las víctimas, de nuevas políticas públicas y laborales, así como reformas de fondo, tanto económicas como legislativas y hasta judiciales.
“Vivimos en un México convulsionado con la violencia; combatirla con la misma ha resultado a todas luces una balanza negativa que ha ido creciendo con los años. Tenemos 30 mil desaparecidos y cientos de miles de personas asesinadas y ejecutadas, y solo en estos días varias decenas de personas han sido asesinadas en este estado.
“Lo cierto es que muchos de nuestros jóvenes parecerían no tener opción real entre dedicarse a una labor lícita y dignamente remunerada, pertenecer a un grupo criminal o morir por negarse a pertenecer. Esto, por supuesto, no justifica el grado de violencia, pero sí lo explica en parte”, expuso Sánchez Cordero en un recinto abarrotado por más de 350 personas.
La futura funcionaria federal consideró que primero es necesario aceptar la realidad, que los problemas de inseguridad son distintos en cada estado y que “no se logrará la pacificación con amnistía o despenalización de drogas, ni las comisiones de la verdad lo lograrán por sí mismas; por eso necesitamos una política integral, completa y única” conforme a las necesidades del país.
“Desde el equipo del presidente electo estamos conscientes de la complejidad, de lo difícil de conjuntar víctimas de los distintos tipos, y entendemos que acercarse a estos foros no es fácil para muchas de ellas, por las heridas abiertas y por miedo, por la falta de protección”, expresó.
Sánchez Cordero agregó que hay que pensar en mejorar los mecanismos de reparación de daños, en que las comisiones de la verdad escuchen a las víctimas y les den confianza y legitimidad, y de manera urgente en que las procuradurías estén bien preparadas.
“El país, lo sabemos, es de personas desaparecidas y está lleno de fosas clandestinas, comunes y de cuerpos sin identificar, y hasta hoy no se han otorgado los recursos para la búsqueda de estos. Necesitamos cumplir con los más altos estándares científicos para hacer frente de manera seria a uno de los problemas más dolorosos, no se puede escatimar en ello”, admitió la ex integrante de la Suprema Corte.
Lo anterior, consideró Sánchez Cordero, tendrá que incluir representantes que acompañen a los afectados jurídica y psicológicamente.

“Cero simulaciones”
Mientras tanto, y ante los gritos y las exigencias de los familiares de personas desaparecidas, de que no se limite en discursos y promesas el combate a la violencia y la inseguridad, Andrés Manuel López Obrador prometió cumplir con lo que ha ofrecido.
“Cuando les digo que voy a cumplir es que voy a cumplir”, afirmó el virtual presidente electo durante su intervención, en la que pidió a los familiares de víctimas tener “una nueva actitud” para “estar dispuestos a perdonar” y lograr la paz en el país.
“No vamos a sacar adelante al país sin la unidad y sin el apoyo de todos, tenemos que ser respetuosos y tolerantes, nada de sectarismos; tenemos que actuar en unidad, pensando que la patria es primero y estar dispuestos a perdonar.
“Coincido con los que dicen que no hay que olvidar, pero sí están a favor del perdón. Respeto mucho a quienes dicen ‘ni perdón ni olvido’, pero yo digo: ¡Olvido no, pero perdón sí!”, expresó mientras algunos presentes gritaban “¡A los asesinos no se les puede perdonar!”.
AMLO dijo que espera que se acabe la máxima de “ojo por ojo y diente por diente, pues nos quedaríamos todos chimuelos y tuertos”, por lo que confió en que los participantes de los foros logren “una propuesta lo más consensuada posible” y pidió “no dejar de tocar ningún tema, porque no debe haber ningún tabú; todo lo que le convenga al pueblo de México lo vamos a llevar a cabo, porque “no tenemos ningún compromiso con grupos”.
Mientras explicaba que una vez que terminen los foros en octubre, en noviembre se puede tener ya el plan de seguridad estructurado, un asistente le pidió decir con claridad cuándo habrá resultados, a lo que López Obrador respondió: “No voy a hacer demagogia y de una vez te lo digo porque voy a hablar siempre con la verdad: hasta mañana (hoy) voy a ser presidente electo, lo que estoy haciendo es adelantando el trabajo para que cuando lleguemos ya tengamos el plan, porque si me dedico a celebrar la victoria, pasa el tiempo y llega el día 1 (de diciembre) y perdemos el impulso y no llegamos a nada, pero no puedo tomar todavía decisiones”.
AMLO admitió que el problema de la inseguridad “no se va a resolver solo con mano dura, cárceles y el uso de la fuerza, no se va a resolver la violencia con masacres”, y reiteró que se hará cargo personalmente de la seguridad, convocando al gabinete encargado todos los días para analizar el panorama nacional, y lo mismo harán las autoridades locales en coordinación con las federales, para trabajar bajo la misma línea.
El virtual presidente electo pidió a los asistentes hablar con libertad y tener confianza porque “estamos inaugurando una etapa nueva, vamos a actuar de manera responsable, vamos a dar cuando menos el beneficio de la duda. Tengamos una nueva actitud porque van a cambiar las cosas”.
A los próximos secretarios de Gobernación y de Seguridad Pública, Olga Sánchez Cordero y Alfonso Durazo, respectivamente, les pidió transmitir a los participantes que “los foros no sea nada más para la foto, , que no nos entre por un oído y nos salga por el otro. Hagamos todos el compromiso de que vamos a elaborar conjuntamente un plan para garantizar la paz en el país, nada de simulación”.

“Habrá cambios profundos”
Alfonso Durazo, próximo secretario de Seguridad Pública y encargado de los Foros Escucha, recalcó que el próximo gobierno propone “un proceso de pacificación y reconciliación nacional, no un pacto con el crimen”.
“Ante la emergencia que vive el país por la inseguridad, exploraremos sin prejuicios ni estridencia alguna todas las ideas y propuestas que nos permitan garantizar la paz y seguridad del país, incluida la amnistía, el indulto o el recurso de medidas especiales para la justicia transición. No se trata de una medida subversiva ni extravagante, la propia ONU tiene mecanismos de paz previstos para casos como el nuestro”, dijo al inaugurar el foro.
Insistió en que esta estrategia no aplicaría en crímenes de lesa humanidad, sino solo en delitos no graves, “en los que no haya violencia o barbarie”, y “los beneficiarios habrán de responder, en primer lugar, a los derechos de las víctimas con garantías de no repetición”.
Explicó que la meta es lograr “soluciones razonables” a corto y mediano plazo con cambios profundos y verdaderos.
“También planteamos cambiar radicalmente el modelo de cohesión policial y militar de carácter meramente reactivo por una visión amplia y profunda, basada en un concepto de seguridad integral y centrada en el imperativo de que por encima de todo está el ser humano, su vida y su patrimonio”.
El también senador electo por Sonora explicó que determinaron basar este foro en cinco ejes que garantizarán el respeto a los derechos de las víctimas, la prevención y abordar todos los panoramas del tema en los distintos puntos del país: víctimas y garantías de no repetición; seguridad y justicia; dinámicas fronterizas, migración y seguridad; prevención, cohesión comunitaria y reconstrucción nacional, y construcción de la paz.

Milenio Diario