Caen 60% las ventas de pan

9
Los panaderos resienten pérdidas ante las bajas ventas

Ni los cambios climáticos ni las lluvias que han comenzado a registrarse con mayor periodicidad en la ciudad han logrado un repunte en las ventas de pan, por lo que se estima un desplome de hasta un 60 por ciento en el último mes, por lo que ya se trabaja en otras estrategias que logren impulsar a la industria, previo a la temporada alta que comienza oficialmente para octubre.
El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canainpa), Héctor Mena Trejo, señaló que “cada año sabemos de las temporadas altas y bajas, pero éste en particular, ha sido bastante complejo, habíamos estimado una baja del 50 por ciento, pero en una actualización hemos llegado hasta en un 60% del desplome en las utilidades que normalmente genera una empresa y, por consiguiente, pérdidas. Tan es así que hay panaderías que incluso están arrastrando deudas con proveedores”.
Dijo que si bien una de las fortalezas del pan artesanal es el arraigo familiar del consumidor campechano, lo cierto es que es poco apetecible en climas tan calurosos; sin embargo, los agremiados a la Canainpa mantienen su compromiso con la base trabajadora, por lo que están soportando las bajas en las ventas para evitar despidos.
“Las pérdidas realmente son notables, la temporada de calor ha sido muy abrumadora y las ventas, por lo consiguiente, no nos están favoreciendo en nada. Si bien ha habido algunas lluvias que nos favorecen por las tardes no ha sido suficiente para salir del bache por la canícula; ante ello, solo nos queda seguir trabajando para tratar de mantener nuestra plantilla laboral porque son ellos quienes están con nosotros en las buenas y en las malas”.
En este sentido, Mena Trejo aclaró que pese a la situación crítica que se atraviesa, hasta el momento no se tiene el reporte de cierre de alguna panadería, gracias a las estrategias que se implementaron a principios de año como parte de los beneficios de pertenecer a la Cámara, con la capacitación de planeación de gasto corriente para hacer las reservas necesarias para temporadas bajas.

Información: Anabel Martínez / Fotografía: José D. Beytia