Ante inversionistas, analistas y agencias calificadoras, Petróleos Mexicanos (Pemex) defendió en Nueva York su estrategia contra el robo de combustibles y los primeros logros alcanzados por la administración, que significaron una reducción en el delito.
El director Corporativo de Finanzas de Pemex, Alberto Velázquez García, acudió a las oficinas de calificadoras como Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch Ratings para presentar, junto con el titular la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Urzúa, la estrategia financiera y de seguridad de la empresa productiva del Estado.
En su presentación, cuya copia obtuvo MILENIO, Alberto Velázquez dio pormenores de la ofensiva lanzada por el gobierno federal contra las organizaciones criminales dedicadas al huachicoleo desde el 21 de diciembre pasado, fecha en la que elementos de las secretarías de la Defensa Nacional y de la Marina ingresaron al Centro de Control de Pemex en Ciudad de México.
De acuerdo con las cifras presentadas por el funcionario de Pemex, del pasado 18 de diciembre al 4 de enero de este año, la cifra diaria de robo de combustible bajó de 108 mil barriles a 10.4 mil barriles.
En México, en su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que el pasado martes “únicamente se registró el robo de 27 pipas de gasolina, mientras que el promedio diario era de mil”.

Detallan proyectos
En la presentación que hicieron Pemex y Hacienda ante inversionistas también destaca que a fines de 2019 la empresa productiva del estado tendrá al menos una capitalización de mil 250 millones de dólares, provenientes del gobierno federal, recursos que serán utilizados para inversión.
La estrategia expuesta en Nueva York señala que se buscará detener y poner reversa a la declinación en la plataforma de producción de crudo, reducir los costos operativos de la compañía, mejorar el flujo de efectivo y la inversión a través de una ingeniería financiera optimizada.
Adicionalmente, señala, implementará una estrategia comercial agresiva; respetando el marco regulatorio y la competencia económica, además de enfatizar la eficiencia operativa de la compañía como principio guía y mantener los altos estándares de seguridad y fiabilidad en las instalaciones.
De acuerdo con Pemex, el propósito de la gira de trabajo es comunicar a la comunidad financiera internacional los objetivos y metas estratégicas que permitirán fortalecer las finanzas y mejorar la rentabilidad de la empresa.
“Pemex mantiene el compromiso de contar con finanzas sanas, asimismo busca estabilizar e incrementar su plataforma de producción con un incremento en las inversiones para modernizar sus unidades de negocio dentro de un esquema de seguridad y sustentabilidad ambiental”, señaló en un comunicado.
Alberto Velázquez habló sobre la meta que prevé alcanzar la administración actual, la de pasar de una producción de 1.8 millones de barriles por día a 2.45 millones para finales de la administración en 2024.
“La compañía se centrará en aumentar la actividad de perforación y reparación de pozos en campos de producción con reservas 2P (probadas más probables); aumentando el factor de recuperación de campos maduros; reducir la disminución de los campos explotados mediante la aplicación de tecnología y las mejores prácticas de gestión integrada de yacimientos; y desarrollar nuevos campos descubiertos con una nueva estrategia de exploración de manera oportuna”, indica la presentación.
De acuerdo con el último reporte de Petróleos Mexicanos sobre tomas clandestinas, hasta octubre de 2018 se alcanzaron los 12 mil 581, un aumento de 45.2 por ciento respecto a los 8 mil 664 de los primeros 10 meses de 2017.
El reporte de tomas clandestinas señala que en octubre el número de vulnerabilidades a los ductos de Pemex alcanzaron los mil 341 delitos, el quinto mes con mayor robo de hidrocarburos en el año.
Puebla concentró el mayor número de robo a los ductos, con mil 815 tomas, seguido de Hidalgo (1,726) y Guanajuato (1,547). _