El CCE ofrece apoyo para la distribución

19
MEXICO, CIUDAD DE MEXICO. 09 ENERO 2019. Aspecto de la compra de gasolina en una estación de servicio de esta ciudad. Foto: Jesús Quintanar/ Milenio Diario

Petróleos Mexicanos no puede solo con el problema de desabasto de combustible, por lo que urge que el gobierno federal se apoye en el sector privado para elaborar un plan de emergencia, que incluya abrir el mercado a las importaciones y la distribución de gasolina para evitar una crisis mayor, aseguró el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón.
La cúpula empresarial solicitó directamente a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, el plan de acción, con tiempos y metas claras, para que “podamos hacer un plan de contingencia y buscar empresas que puedan importar y distribuir gasolina de manera urgente”, y así evitar que el incremento en los precios y la
inflación.
“Pedimos a la secretaria de Energía que de un plan de acciones específicas porque es evidente que Pemex no puede solo, que el mercado abierto para importaciones y distribución de gasolina pueda fomentarse rápidamente y podamos tener la regularización lo más rápido posible”, consideró.
Castañón afirmó que solo conociendo el plan con acciones y metas definidas “podemos administrar tres, cuatro o cinco días”, el combustible que se tiene, y que de no actuarse de inmediato el desabasto podría agudizarse, por ello insistió en hacer un llamado “a la buena distribución”.
Indicó que la Cámara de Autotransporte reporta que tres aeropuertos tienen escasez de turbosina, mientras que la Confederación de Cámaras de Comercio alertó que si persiste el problema de abasto de combustible también habrá escasez de alimentos.
Ante ello, insistió en que es necesario que “podamos hacer un plan de contingencia y buscar empresas privadas que puedan importar y distribuir gasolina de manera urgente” para que tampoco “haya incremento de precios ni inflación”.
 
Alertan sobre afectaciones
El presidente de Fomento Industrial de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, Juan Manuel Chaparro, alertó que si no se resuelve el abasto de gasolina, la industria y los servicios se verán afectados.
“De prevalecer o incrementarse el desabasto se verán afectadas ramas industriales, servicios, como en los aeropuertos que utilizan turbosina, los servicios públicos y privados de transporte, y otros”, sostuvo en entrevista.
A estas advertencias se sumó el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, José Manuel López Campos, quien aseguró que de “alargarse el problema”, centros comerciales podrían quedarse sin mercancía generándose compras de pánico.
“Nos van a generar la peor cuesta de enero de muchos años, le sumamos el desabasto de combustible que no le han querido llamar así, tenemos que distinguir que desabasto sí hay, (a eso) se le suma el aumento de 0.41% en las tarifas eléctricas y el aumento al salario mínimo”, criticó.
Al respecto, la Cámara Nacional de Comercios, Servicios y Turismo de la Ciudad de México consideró que esta situación compromete el abasto de víveres “si se toma en cuenta que más de 83 mil vehículos, de los 5 millones y medio que hay en la capital, son de carga”.
En un comunicado, el titular del organismo, Nathan Poplawsky, apoyó la decisión del gobierno federal de combatir el robo de combustible, pero dijo que estas acciones no deben derivar en afectaciones a la ciudadanía. _