Finalmente, María Espinoza ha decidido continuar el proceso hacia los Juegos de Tokio 2020, y de llegar a ellos, la triple medallista olímpica también ya tomó la determinación que será el último certamen en su carrera deportiva.
“Mi meta es, sin duda, cerrar mi ciclo deportivo en esos Juegos Olímpicos, pero también sé que pueden pasar muchas cosas en el camino, por lo tanto, debo estar muy concentrada para lograr mi objetivo. Serían mis últimos Panamericanos, mi último Mundial, mis últimos Olímpicos, entonces quiero cerrar mi etapa deportiva de la mejor manera”, declaró Espinoza.
Para alcanzar sus metas planteadas, Espinoza ha solicitado a las autoridades deportivas un entrenador para que trabaje con ella específicamente. María ha asistido con diferente entrenador en cada una de las citas olímpicas, en Pekín 2008 fue dirigida por José Luis Onofre, en Londres 2012 por Pedro Gato y en Río de Janeiro 2016 por Young In Bang.
“El entrenador que estoy solicitando es Julio Álvarez, y solo estoy esperando que autoridades como la Conade y la Federación Mexicana de Taekwondo me apoyen para que pueda ingresar y se hagan las cosas de la mejor manera”, mencionó.
La sinaloense ha competido en tres citas olímpicas, y en todas ha conseguido medalla: una de oro en Pekín 2008, una de bronce en Londres 2012, y una de plata en Río de Janeiro 2016, y ahora en Tokio 2020 buscará terminar su carrera deportiva subiendo de nuevo al podio:
“Estos últimos momentos los vivo de una manera muy concentrada y motivada, porque es muy complicado encontrar ese punto de motivación después de tantos años y de tantas competencias. La clave para llegar y subir al podio será el trabajo, el cual te da el entrenamiento, y ahí enfocarte porque la competencia es cada vez más complicada, y hay que hacer las cosas de la mejor manera. A los siguientes Olímpicos llegaría con 32 años, por lo que debe seguir la preparación, y espero que las cosas salgan bien sin apresurarse”.
En 2018, Espinoza compitió solo en tres eventos y es consciente de que para buscar ese boleto ahora deberá participar en todos los eventos posibles, con la finalidad de obtener los puntos necesarios,y así mantenerse dentro de las primeras seis del ranking olímpico. El Selectivo Nacional en la Ciudad de México, del 22 al 24 de febrero en el gimnasio Juan de la Barrera, sería el primer certamen del año para la taekwondoín, y ahí buscará su pase para el Campeonato Mundial a realizarse en Manchester, Inglaterra.
“Este año será muy complicado, porque es donde se peleará la clasificación olímpica, ya no solo tendré dos o tres competencias, como lo fue en 2018 y de eso soy consciente; además, estoy en la mejor disposición de subir cada vez al tatami con mucha pasión y una gran disciplina, y también quiero disfrutar de mi último ciclo”, mencionó la deportista de 30 años de edad.
En la actualidad, Espinoza ocupa el sexto lugar del ranking olímpico, en la división de más de 67 kilogramos, y para lograr el pase a Tokio 2020 deberá mantenerse hasta diciembre dentro del top 6 en ese peso.
“No solo quiero mantenerme, sino también subir lo más que se pueda y no conformarme con estar en los primeros seis puestos, porque muchas cosas pueden pasar; viene el Mundial, que puede cambiar todo tanto a favor como en contra, también los Panamericanos, que es uno de los puntos importantes que se pueden conseguir, así como los Grand Prix. Por lo tanto, no me conformo con estar en el sexto sitio y quiero quedar bien posicionada”, precisó Espinoza.