Busca triunfos y el título

11
Jorge usará el número 8, mismo que utilizó en las Ligas Infantiles.

Experiencia dentro y fuera del diamante es lo que ofrece Jorge Cantú a su nuevo equipo, Diablos Rojos. Un estadio próximo a estrenar y cuatro años sin levantar un título de la Liga Mexicana es el reto que enfrenta la novena capitalina.
El primer refuerzo que presenta el conjunto capitalino para 2019 es el tamaulipeco, quien estará en su tercer equipo de la LMB, donde ha sido dos veces campeón, con Quintana Roo y Tijuana, y de inmediato describió el panorama que tiene el equipo en su camino.
“Claro que hay presión al estar aquí, el equipo es contendiente y ya tiene cuatro años sin ser campeón, además de que se va a estrenar el estadio, todo eso es una combinación que sabemos que nos va a exigir resultados. Los fans tienen que ver a un gran equipo que gane y pelee por el título, sé que tendremos al equipo para ir por él”, explicó Jorge.
El Bronco, de 36 años, llegó a los pingos en un cambio procedente de los Toros de Tijuana. Y el plan que tiene el equipo con él es que sea tanto primera base como bateador designado, puestos que alternaría con Japhet Amador, quien por ahora es considerado como posible refuerzo.
Cantú conoce muy bien a la novena capitalina, pues en los dos años y medio que vistió la camisola de Tijuana, éste desarrolló una rivalidad con los Diablos, que cuenta incluso con capítulos en playoffs. Esas experiencias le hacen conocer, con bastante detalle, el roster al que se integra.
“Diablos tiene una base sólida, y eso me gusta. Su pitcheo tiene un gran futuro porque me ha tocado enfrentarlo y el trabajo que están haciendo va a traer muchas satisfacciones”, explicó el pelotero. “Así que tenemos un gran compromiso con la afición, eso me motiva a ganar un título y a eso vengo a Diablos. Voy a ser un pelotero que aporte mucho en todo lo que se necesite. Sé lo que se necesita para ganar un título y eso es lo que vengo a aportar al equipo”.