No aparecen los 12 mdp

52
“La responsabilidad del manejo de los recursos económicos de las arcas municipales de marzo del 2017 a enero del 2018 recae en la contadora yucateca Ligia Patricia Castillo Góngora” Norma de los Ángeles Alfaro Pérez Titular del Órgano Interno de Control

Gabriel Viche

La titular del Órgano Interno de Control, Norma de los Ángeles Alfaro Pérez, no dudará en llamar a cuentas a la ex tesorera Ligia Patricia Castillo Góngora para que aclare el destino de los 12 millones de pesos que ingresaron a la Tesorería Municipal en 2018 pero que no se reportaron a las cuentas bancarias de la comuna carmelita, “si los indicios obligan a que se presente a rendir su declaración, la llamaremos”.
Dijo que la responsabilidad del manejo de los recursos económicos de las arcas municipales de marzo del 2017 a enero del 2018 recae en la contadora yucateca Ligia Patricia Castillo Góngora, quien debe conocer el destino del dinero, ya sea si se erogó para otros gastos no programados como era la costumbre de la pasada administración municipal o que diga qué pasó realmente.
Recordó que en enero de 2018, por impuestos municipales se recaudaron cerca de 32 millones de pesos, pero que en las cuentas bancarias sólo se reportaron cerca de 20 millones, por lo que siguen investigando qué es lo que sucedió, “los cajeros, supervisores, encargados y todo servidor público que está en la línea de custodia del dinero, desde que ingresa, es citado para declarar”.
“La investigación también se basa en el estudio de todos los documentos de la Tesorería Municipal, facturas, reportes de ingresos y egresos, cortes de caja y balances generales”, señaló Norma de los Ángeles Alfaro.
Es todo lo que tenga que ver con los informes contables del mes de enero de 2018, pero dijo que si hay datos que indiquen que el problema es aún mayor de lo esperado, entonces, no se descarta que se auditen meses subsecuentes.

Investigados
En el ojo del huracán
La mayoría de los funcionarios públicos que se encargaron de la Tesorería Municipal durante la administración 20015-2018 son investigados por desvío de recursos económicos por cantidades millonarias que hasta hoy no se han aclarado.

El primero en ser señalado.
El propio Pablo Gutiérrez Lazarus denunció al contador Carlos Arturo Flores Olán, que fungió como tesorero de octubre del 2015 a julio del 2017, por el posible desvío de más de 100 millones de pesos, no prosperó la demanda ni la investigación interna.

A principio de octubre del 1018
Israel Medina Posadas fue citado para declarar sobre el uso incorrecto de 33.7 millones de pesos, que estaban destinados al pago de aguinaldos de ese año pero que se destinó al pago de multas y recargos que aplicó el IMSS.