Exigen a las autoridades municipales solucionar problemas en el rastro

15
Expendedores de carnes del principal centro de abastos, se quejaron que el cierre temporal del Rastro les afecta por la falta del producto.

Locatarios del mercado “Pedro Sáinz de Baranda” aseguraron que el cierre del rastro municipal les afecta y solicitaron a la autoridad solucionar los problemas que se hayan suscitado, esto no solo merma en la cantidad de carne que pueden vender a los campechanos, sino en el pago de los que dependen de esta área.
Cabe señalar que el pasado martes, el Ayuntamiento de Campeche dio a conocer a través de un comunicado el cierre del rastro, sin definir una fecha exacta para su reapertura.
En un sondeo realizado en la zona de venta de carnes del mercado, los expendedores señalaron que les afecta mucho, pues al no haber un sitio dónde sacrificar los animales, la cantidad de carne que llega a este centro de abastos es menor y la población está acostumbrada a comprar carne fresca.
“Sí nos afecta porque no tenemos producto y por eso la gente se queja, porque salen lesionados, ya que está acostumbrada a comprar la carne fresca y si a eso le sumamos que no sirve la nevera del mercado, creo que son problemas que se deben atender de inmediato”, dijo Jorge Luis Bacab.
Otro locatario señaló que “es una afectación tremenda, si no se trabaja ahí, nosotros no tenemos producto para vender, y por eso queremos ser muy claros en el tema, pedirle al presidente municipal que se deje de tantas promesas y de tanto berrinche y que se ponga a trabajar, eso es lo que necesitamos los campechanos ver el trabajo, no solo hablar para decirse de cosas con otros, la política no nos interesa, sino que atienden este problema”.
Otro grupo de comerciantes manifestó su preocupación, pues se les informó que el nuevo subdirector de Mercados planea “limpiar” el padrón de locatarios y temen que les quiten el lugar que durante años han tenido en el mercado principal “Pedro Sáinz de Baranda”.