Es inminente la huelga en Ayuntamiento

24

Por: Ana Patricia Peña Uj

Es inminente la huelga en el Ayuntamiento de Campeche, ya que la autoridad municipal sólo tiene 48 horas para responder o conciliar con los trabajadores y parece no querer hacerlo, por lo que el paro iniciará en los primeros días de diciembre como resultado de los malos tratos, movimientos injustificados e incluso, la reducción de salarios que ha realizado la Comuna.
Ayer martes, el líder sindical Manuel Bonilla Carrillo, en compañía de trabajadores, acudió a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje para entregar la documentación del emplazamiento a huelga que se acordó en la pasada asamblea de “Corazón Valiente”, iniciando así el trámite que dará como resultado una huelga de al menos la tercera parte de los trabajadores del Ayuntamiento.
Ante esto, el líder de esta agrupación dijo que esto es el resultado de todas las arbitrariedades que se han tenido desde el inicio de la administración blanquiazul, puntualizando que a los trabajadores sindicalizados no se les ha respetado lo estipulado en las condiciones generales de trabajo, entre otras leyes que protegen al personal, incluidos los derechos humanos, ya que han sido amedrentados para que renuncien.
Señaló que, incluso, a los trabajadores eventuales se les hace trabajar con un solo día de descanso cada quincena, en un horario de más de 10 horas y con un sueldo de cerca de mil 600 pesos y con amenazas, “estamos dando un grito de auxilio también por esos trabajadores eventuales, no solo por los sindicalizados, porque los eventuales son trabajadores que aspiran a una vacante en el Sindicato para recibir las prestaciones; además, sacaron a los de mayor antigüedad para meter a su gente”.
Bonilla Carrillo indicó que esperan que este emplazamiento sirva para que finalice el acoso laboral, la reubicación de los trabajadores y de los hijos de trabajadores sindicalizados, así como los supuestos reajustes salariales que se les han aplicado a cerca de 600 trabajadores injustificadamente.
Por su parte, Piedad Gutiérrez Alonso, quien fungía como conserje en la Subdirección de Mercados, denunció que la obligaron a firmar una jubilación voluntaria pese a que ella tenía un permiso por invalidez para poder operarse los ojos, lo cual canceló para poder reintegrarse a sus labores.
Manifestó que, pese a ello, las autoridades le informaron que no se encontraba en la lista de trabajadores por lo que sería puesta a disposición de recursos humanos o sería dada de baja, ante lo que se inconformó señalando que había dejado toda su vida en este trabajo e incluso, que por un accidente laboral ahora se desplaza con muletas.
En tanto que, el chofer del Área de Parques y Jardines, José Francisco Uc Canul, con 26 años de servicio, fue despedido con la excusa de un percance que tuvo con el vehículo que manejaba, “justamente el día del mal tiempo me mandaron a cargar gasolina de un volquete y se me atoraron unos cables y se arrancó una mufa de un particular; yo pagué los gastos de este percance pero lo utilizaron como pretexto para correrme”.
Bonilla Carrillo dijo que permanecerán firmes en esta lucha que el Alcalde tiene contra ellos y en caso de que él quiera conciliar y llegar a acuerdos con los trabajadores, el Sindicato está abierto a dialogar, “sin embargo, hasta el momento sólo se han recibido amenazas y se mantiene una postura cerrada y negativa de parte de este funcionario”.