Definen fecha para la entrega del informe anual del Poder Judicial

13
Cuarta sesión de la Diputación Permanente.

El próximo 19 de septiembre, a las 9 de la mañana, en la sala de juntas “María Lavalle Urbina” del Palacio Legislativo, se llevará a cabo la sesión en la que, a través de su Diputación Permanente, el Congreso del Estado de Campeche recibirá el informe anual sobre el estado general que guarda la administración de justicia en la entidad, que está a cargo del Poder Judicial del Estado.
Este fue el acuerdo aprobado por unanimidad ayer jueves, previa dispensa de más trámites, durante la cuarta sesión de la Diputación Permanente que preside la diputada Laura Baqueiro Ramos, ante el oficio enviado por el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), Miguel Ángel Chuc López, solicitando precisamente fijar fecha, lugar y hora.
“Respetuosamente, pido a esa soberanía se sirvan fijar fecha y hora a efectos de que se haga entrega del Informe Anual de Labores del Poder Judicial del Estado, sobre el estado general que guarda la administración de justicia en la entidad, correspondiente al año judicial 2017- 2018”, señala el documento.
Además, como parte de los puntos establecidos en el orden del día, se dio lectura a una iniciativa para reformar y adicionar diversos incisos a los artículos 1 y 2, ambos de la Ley de Protección a los Animales del Estado de Campeche, que propone el reconocimiento de la labor social que realizan las asociaciones protectoras de animales, y por otra parte, la generación de medidas que permitan que las personas con discapacidad visual, acompañadas de su perro guía, tengan libre acceso y movilidad en lugares públicos y privados en los que actualmente encuentran restricciones por ir acompañados de este animal, iniciativa promovida por el grupo parlamentario del PRI.
Señala que, en la actualidad, es muy común ver a perros entrenados con la finalidad de ayudar a personas con discapacidad, a caminar, moverse y evadir obstáculos que puedan poner en peligro su integridad física. Destaca que para las personas con discapacidad que cuentan con perro guía o de asistencia, éstos son indispensables en su vida cotidiana.
Estos perros no son animales peligrosos para la sociedad, por lo tanto, pueden convivir perfectamente en lugares públicos sin la necesidad de contar con bozal.
Ante ello, se refiere, el Estado debe generar las condiciones que permitan el libre acceso de dichos animales tanto a lugares públicos como privados, como son centros comerciales, restaurantes, parques, etc., ya que no constituyen una amenaza o riesgo para la comunidad, sino por el contrario, son indispensables para las personas con discapacidad ya que los protegen de cualquier peligro o contingencia.

Información: Daniel Castillo