Buscan el menor impacto ambiental por el Tren Maya

63

Campeche será sede de la Asamblea Extraordinaria de la Asociación Nacional de Autoridades Ambientales Estatales (ANAAE) el próximo viernes 19 de octubre, donde se llevará a cabo la toma de protesta de la directiva campechana, lo que permitirá ratificar su permanencia en la presidencia de dicha asociación por dos años más, anunció el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Estado (Semarnatcam), Roberto Alcalá Ferráez.
En conferencia de prensa, detalló que, además, se trabajará en la propuesta de la “Agenda Política Ambiental Pro México” que las entidades federativas pretenden desarrollar durante la próxima administración federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador, a partir del 1 de diciembre. Las prioridades para dicha agenda son el cambio climático y la biodiversidad.
Dijo que, el próximo viernes durante la asamblea, también se abordarán temas como la descentralización, el federalismo y el avance en justicia ambiental de cara a la nueva administración federal.
“La ANAAE es una organización creada en el año 2000 en pro de las políticas ambientales efectivas, actualmente está integrada por 29 Estados de la República, con 46 miembros entre 26 secretarías de medio ambiente, un instituto de ecología de Colima, una comisión y una coordinación de medio ambiente de Sonora y Tlaxcala, respectivamente; así como 19 procuradurías ambientales organizadas en coordinaciones regionales”.
La directiva de la ANAAE para el periodo 2018-2020 tendrá al secretario de Medio Ambiente del Estado de Campeche, Roberto Alcalá Ferráez, como presidente; además de que se está proponiendo al procurador Ambiental de Quintana Roo, Miguel Nadal, como vicepresidente.
La Secretaría técnica la presidirá el Estado de San Luis Potosí y la Secretaría de Finanzas estará a cargo de la Semarnat de Querétaro.

DESAPARICIÓN DE ASPY PARA CREAR NUEVO ACUERDO DE SUSTENTABILIDAD
Tras recordar que el Acuerdo para la Sustentabilidad de la Península de Yucatán (ASPY) se creó con el propósito de dar continuidad a las estrategias y esfuerzos en pro del medio ambiente, originada por primera vez en 2010, Alcalá Ferráez aclaró que la desaparición de este acuerdo se debe al acatamiento de las sentencias emitidas por los juzgados federales.
“Nosotros tenemos que apegarnos a la sentencia emitida por el Tribunal correspondiente que fue puesta en el juzgado federal con sede en Chetumal; esa sentencia nos obliga, a los tres Estados de la Península, a declarar en términos legales la desaparición del ASPY, lo cual ya hicimos, para que se realice una consulta y con los resultados que arroje, se prevé la posibilidad de volver a crear un nuevo acuerdo en materia de sustentabilidad”, indicó.
En este sentido, señaló que el protocolo jurídico consiste en la firma de los tres gobernadores y sus secretarios de medio ambiente para declarar legalmente disuelto el acuerdo, en lo que el protocolo de la consulta indígena da inicio.

IMPACTO AMBIENTAL ES INEVITABLE ANTE EL PASO DE LA RUTA MAYA
El proyecto emblemático más importante de la próxima administración federal es, sin duda, con más de mil 500 kilómetros de camino ferroviario y una inversión superior a los 120 mil millones de pesos, el Tren Maya; por lo que una vez puesto en marcha generará una gran derrama económica para los Estados involucrados.
No obstante, reconoció que la modernidad también trae consigo consecuencias de impacto ambiental lo que en Campeche no será la excepción, pese a que por la estructura que ya se tiene los daños al medio ambiente sean menores.
“Toda actividad humana de carácter industrial, económico, genera un impacto en el medio ambiente; en este sentido, existe un marco legal para poder realizar actividades que contribuyan al desarrollo humano y al crecimiento de la economía. Este establece la presentación de manifestaciones de impacto ambiental para que la autoridad competente, la Semarnat federal, genere las autorizaciones de impacto ambiental y se construya una serie de mitigaciones, es decir, todo lo que se hace por la modernidad de la ciudad, por ejemplo, ha tenido un impacto controlado”, dijo.
Señaló que, el Estado ha vivido su desarrollo a través de la explotación de recursos como la madera, el camarón, el chicle, ganadería, entre otras, en el pasado; sin embargo, gracias a los avances de la modernidad y la tecnología se cuida cada vez más que este impacto sea controlado y sustentado para evitar los errores del pasado.
“Lo dijo el Presidente electo en su visita y lo ratificamos: El hecho de que en Campeche existan ya más de 300 kilómetros de vía férrea hace que el impacto ambiental sea menor, pero estaremos muy pendientes porque en la zona selva va atravesar sobre la carretera temas que tiene que ver con la reserva y estaremos vigilantes para que se haga de la forma correcta”, manifestó.

SOS CALAKMUL
Respecto al saqueo de madera que grupos ecologistas han manifestado en repetidas ocasiones en las reservas de Calakmul, el Secretario de Medio Ambiente dijo que la instancia legal para realizar las denuncias es la Delegación de la Procuraduría Federal del Medio Ambiente (Profepa).
“Sin embargo, se tiene un comité interinstitucional que preside el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, donde se presentan las denuncias recabadas sobre todo en la áreas protegidas de carácter estatal”, dijo Alcalá Ferráez.
Dijo que se cumple entregando las denuncias ante la Profepa para que se inicien las investigaciones y que están conscientes de que hace falta un mayor esfuerzo en materia de vigilancia sobre todo en la región de Candelaria, que es donde se sabe existen los ‘tiraderos’ desde donde se traslada la madera fuera del Estado, principalmente a China y Japón.
“Estamos hablando del ciricote y granadillo, las últimas maderas preciosas de carácter comercial y que se encuentran protegidas por Ley en México porque están en riesgo de extinción”. Dijo que se brinda todo el material motor y humano para coadyuvar en las labores de vigilancia para la protección de la madera, sobre todo en el Sur del Estado; finalmente dijo que en el caso de los árboles de la ciudad que en los últimos días han caído al paso de las lluvias, son competencia del Ayuntamiento.

Información: Anabel Martínez / Fotografía: José D. Beytia