Protege la justicia del pueblo

24
Juan Carlos Pool Contreras

Juan Carlos Pool Contreras
* Desde hace 6 años forma parte de Antorcha Campesina, Champotón
*Líder estudiantil de la Federacion Nacional “Rafael Ramírez” y del Albergue “Dr. Héctor Pèrez Martínez”
*Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Campeche

Juan Carlos Pool Contreras abogado de oficio y luchador social por convicción, con orígenes humildes al ser originario de Bolonchén de Rejón y de padres agricultores, fue testigo de carencias en su comunidad y la lucha de otros conocidos por las causas de los más necesitados por lo que quedò marcado y buscó la manera de trabajar en favor de quien más lo necesita. Trabaja como dirigente en Champotón de la asociación Antorcha Campesina llevando servicios básicos y apoyos a las comunidades más alejadas de Campeche.

¿Cuál es tu formación?
Soy originario de una comunidad a media hora del municipio de Hopelchén, por lo que ahí estudié gran parte de mi formación académica, (primaria y secundaria ) y posteriormente vine a estudiar a la ciudad de Campeche por lo que tengo cerca de 8 años viviendo aquí; actualmente soy licenciado en Derecho y Asuntos Internacionales en la Universidad Autónoma de Campeche.
Siempre he participado activamente, primero como líder estudiantil en la Federación Nacional de estudiantes revolucionarios “Rafael Ramírez” y como dirigente estatal y fui responsable del actual albergue estudiantil de Campeche “Dr. Héctor Pérez Martínez” y fui destacando en el tema al lograr junto con mis compañeros que los jóvenes agremiados continuaran sus estudios por medio de becas y apoyos diversos de parte del gobierno del estado; después de esto conocí al Movimiento Antorchista del que formo parte desde hace cerca de 6 años.

¿Qué lo motivó a formar parte de este movimiento y de luchar por los que menos tienen?
Que gran parte de lo que se recauda en el país se reparte de forma inequitativa, México es considerado por diversas organizaciones entre las 15 mejores economías del mundo por lo que es contradictorio que al ser tan prospero se encuentre el país en pobreza en diversos rincones desprotegidos del país, teniendo en nuestro Campeche muchos de estos casos como en Calakmul, Calkiní e incluso en Champotón; donde no cuentan siquiera de los servicios básicos como agua potable, electrificación y pavimentación en sus comunidades; por lo que al conocer estos datos y conocer de primera mano las necesidades de los campechanos me motiva a luchar para que esto acabe.

¿Su familia como toma su lucha social?
Mis padres al principio tenían temor de esta labor que realizo, ya que un familiar también fue líder estudiantil y surgieron problemas que se complicaron bastante; pero después de ello me apoyaron y hasta ahorita siguen conmigo sin cerrazón o descontento por lo que eso es lo que más me alienta a continuar, ya que pues ellos también son gente humilde del campo que también viven al día y pues venimos de las clases marginadas por lo que continuamos en estas actividades que por gusto hemos emprendido.

¿Muchos dicen que estas agrupaciones solo siguen sus intereses personales?
Nosotros tenemos nuestro humilde y modesto modo de vivir, somos asalariados y vivimos al día por lo que dentro de la organización solamente nos agrupamos para poder contribuir con trabajo o con fondos económicos que se utilizan en casos de alguna necesidad para los que lo necesiten, la verdad yo me moriría si utilizara esos recursos, esos se crean para que se les dè beneficios a los más necesitados y no para quitárselos. Y muchos nos critican que nos enriquecemos con este “modus operandi” pero eso no es verdad, los gobiernos y ricos del país nos critican porque ponemos “el dedo en la llaga del problema social”.

¿Satisfacciones de su labor?
Pues primero que dentro de la organización el trabajo es colectivo y nadie es más que otro, pero los que llegamos a ser líderes es porque los demás agremiados nos depositan la confianza y por su fuerza es que estamos donde estamos, pero sobre todo la satisfacción y agradecimientos diarios que recibimos de la gente humilde que se ha ayudado, llevando apoyos y los proyectos de agua potable o electrificación ellos agradecen que los dirigentes estén ahí en las dificultades y por lo que este trabajo y lucha constante vale la pena seguir haciendo para que el pueblo organizado tome de nuevo las riendas de este país.