Mauricio Clark se va a casar

102
Durante su viaje a Tierra Santa Mauricio Clark tuvo la oportunidad de encontrar el amor.

El nombre de Mauricio Clark fue objeto de titulares, señalamientos y hasta amenazas en 2018 cuando compartió que ya no era homosexual, una conclusión a la que indica llegó luego de que se acercara a la palabra del Señor.
Como es conocido, el periodista ha pasado por duros y oscuros momentos en los últimos años, por lo que el lugar que la fe ahora ocupa en su existir lo ha llevado a realizar viajes, actividades y hasta emplear sus redes sociales para promover una nueva forma de vida.
En uno de estos viajes, la vista que realizó a Tierra Santa, el conductor revela ahora que encontró a una mujer con quien ha decidido comenzar una relación amorosa.
En Tierra Santa, tuve la oportunidad hace unos meses de ir a Tierra Santa, el mejor viaje de mi vida, conocí a una persona totalmente… muy afines.
Una mujer que tiene todos los elementos, empezando por que llevamos la hermandad en Cristo y nos conocimos desde el lado más oscuro, sin máscaras y pues ya Dios dirá”, compartió Mauricio.
El periodista contó que su pareja le inspira amor, respeto y ternura, pues se ha enamorado de su ser, sin sexualizar o hablar “de una orientación sexual”.
Llegó en el momento que menos estaba esperando, que menos imaginé”, confesó el conductor, además de expresar que sí le agrada la posibilidad de formar una familia con su novia y llevar una vida plena, “en verdad”, a su lado.
Mauricio Clark también habló sobre cómo después de haber vivido momentos desesperanzadores, como sus intentos de quitarse la vida y su adicción a las drogas, Dios le ha permitido sanar y ser una mejor persona, además de que su amada no toma en cuenta su pasado ni él el de ella.

ADIÓS A SUS PREFERENCIAS
En noviembre del año pasado, el periodista compartió cómo su postura sobre dejar su homosexualidad atrás fue malinterpretada y causó indignación a la comunidad LGBTT, además de explicar cómo fue que llegó a la determinación de que esa etapa de su vida había acabado.
Llevé 20 años como homosexual y me di cuenta que no lo soy y todo eso fue gracias a la palabra del Señor, ni siquiera fue que me hubieran lavado el cerebro. Muchas personas creen que es una conversión de un día para otro y no, ha sido un proceso… Llámame mocho, loco y sí, estoy loco por un hombre y su nombre es Jesús, la neta. Ya intenté todo lo humanamente posible y no funcionó”, dijo.