Usar recursos de turismo para tren mataría al sector

12

Roberto Valadez, Angélica Mercado y Silvia Arellano/México

El presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), Pablo Azcárraga, afirmó que si el próximo gobierno decide financiar el Tren Maya con recursos del turismo se causaría la “muerte” del sector, ya que caería estrepitosamente la llegada de viajeros internacionales.
En conferencia de prensa, el directivo explicó que los recursos obtenidos por el cobro del Derecho de No Residente (DNR) —impuesto que se cobra a todos los turistas extranjeros que ingresan al país y se hospedan por lo menos una noche— se utilizan para las campañas de promoción de los destinos mexicanos en el país y el extranjero, por lo que de usarse para el proyecto ferrocarrilero se tendría que cancelar toda la publicidad para los próximos años.
Azcárraga señaló que bajo este escenario, el próximo año se tendría una caída de 53 por ciento en la llegada de turistas internacionales, pues mientras este año prevé el arribo de 43 millones, para 2019 serían solo 20 millones.
De acuerdo con datos del Banco de México (Banxico), nunca en la historia reciente ha habido una caída de tal magnitud, ni siquiera de 2 dígitos. La disminución en el arribo de viajeros extranjeros al país que plantea Azcárraga sería la mayor registrada en los últimos 18 años, ya que la baja más pronunciada se dio en 2003, de menos 5 por ciento, cuando la industria se vio afectada por un mayor control migratorio en la frontera con Estados Unidos, a causa de los conflictos con Medio Oriente.
Otra de las caídas de turistas extranjeros fue en 2001, con una cifra de menos 4 por ciento, derivado de la recesión económica mundial y los atentados terroristas contra EU.
“Nos preocupa que un anuncio de esta naturaleza está diciendo que si ese dinero se destinara en ciento por ciento, como se dijo, estaríamos cancelando todas las campañas de publicidad y promoción para los próximos años; eso es una muerte segura”, enfatizó el directivo.
De acuerdo con el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), que es la entidad que recibe los recursos del DNR, anualmente se destinan aproximadamente 7 mil millones de pesos en publicidad. Un ejemplo de su uso es el pago de eventos de magnitud internacional como el regreso de la Fórmula 1 a México y la realización del espectáculo Luzia de la empresa canadiense Cirque Du Soleil.
Para el evento automovilístico, el CPTM ha invertido anualmente poco más de 700 millones de pesos, mientras que para Luzia los recursos destinados fueron mayores a 7 mil millones de pesos divididos en cinco años.
Azcárraga invitó al próximo gobierno a reunirse con ellos para presentar sus propuestas y que la industria continúe con los crecimientos que ha registrado en los últimos seis años.

Ahora sube el tren elevado
A medio año de concluir su gestión, las obras de este gobierno siguen en aumento. Aunque en 2013 se estimó que la inversión del Tren Interurbano México-Toluca sería de 38.6 millones de pesos, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó al Congreso que tendrá “un costo adicional” de 4 mil 870 millones, para dar un total de 59 mil 216 millones de pesos.
De acuerdo al reporte elaborado por la Dirección General de Desarrollo Ferroviario y enviado a la Comisión Permanente, la obra ya tenía un aumento actualizado de 54 mil millones.
Sin embargo, la dependencia señaló que los diferentes contratos de obra se han visto afectados por diversas circunstancias que han provocado incrementos en sus montos, como paradas y cambio de trazo, así como “por problemática social e imprevistos”.
Se menciona que inclusive se pagó por adjudicación directa casi 5 millones de pesos a los testigos sociales encargados de monitorear la entrega de los contratos. De acuerdo con los lineamientos para contratación de testigos sociales, publicados en 2004 por la Secretaría de la Función Pública, la dependencia que requiera esos servicios establecerá las cuotas por hora que en su caso cubrirán las dependencias y entidades a esos testigos con motivo de su participación en las contrataciones y no fija un tope.
En comparación con otros presupuestos, el “costo adicional” es similar al total del gasto para el Senado este año.
En el informe de la Subsecretaría de Transporte de la SCT se detallan los procedimientos de contratación pública, presupuesto inicial y actualizado del tren interurbano, según el cual se han otorgado 50 contratos para su desarrollo.
Por licitación pública el monto es de 29 mil 797 millones de pesos, equivalentes a 63 por ciento; por invitación a cuando menos tres personas, un total de mil 985 millones, que equivalen a 4.2 por ciento del gasto; por adjudicación directa 801 millones 727 mil pesos, que equivalen a 1.7 por ciento.
Se ha entregado 24.1 por ciento de asignaciones a la Ciudad de México por 11 mil 393 millones de pesos; 2.7 por ciento de convenios a la Comisión Federal de Electricidad y a la UNAM por mil 297 millones; 4.3 por ciento de los contratos corresponde a “otros” por un total de 2 mil 96 millones de pesos.
Entre los ajustes de costo no recuperables que han salido más caros figuran los aplicados al Tramo I por un total de 2 mil 96 millones de pesos; el Tramo III costará 732 millones de pesos más; el Tramo II se eleva en 620 millones de pesos, entre otros.
La SCT dijo que se ha conducido de manera transparente en todas sus contrataciones públicas.

Milenio Diario