Arancel al aluminio, freno para inversión

6

Pilar Juárez/México

Si bien con la imposición de aranceles y cuotas a productos de aluminio chino en Estados Unidos (EU) se abriría una gran ventana de oportunidad de inversión para la industria en México —sobre todo en aleaciones—, ésta se frena por la imposición del arancel de 10 por ciento de EU al aluminio mexicano, indicó Fernando García Martínez, presidente del Instituto del Aluminio (Imedal).
En entrevista con MILENIO, explicó que hay una serie de productos que EU estaba comprando en China que cubrían 40 por ciento de la demanda interna de ese país; en ellos se impusieron aranceles y medidas antidumping de hasta 180 por ciento. Pero estas medidas que representarían la posibilidad a México de entrar a abastecer y sustituir la proveeduría de China, con el arancel al aluminio que EU impuso desde el pasado 1 de julio, se tiene una afectación casi inmediata a la inversión en el sector.
Explicó que EU está reactivando su industria del aluminio en sectores de alto valor agregado, como el aeronáutico, y está dejando de lado segmentos como la producción de aleaciones, que es donde México tendría oportunidad de invertir.
“No estamos de acuerdo en que se pierda esta oportunidad de atender al mercado con una mejor posición”, enfatizó el presidente del Imedal, y por ello hizo un llamado a solicitar la exclusión permanente de México del arancel al aluminio, previsto en la sección 232 de un acta de Comercio de EU y solicitó que tampoco se acepten cupos de importación éste.
García Martínez dijo que en México está en curso el proyecto de instalar una planta de aluminio que representa inversiones por 30 millones de dólares e iniciaría su producción en el segundo semestre del próximo año, como resultado de una asociación entre una empresa mexicana y una europea.
Con la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) se acordó entre México y EU que el aluminio esté libre del arancel y de cupos, acuerdo que el Imedal reconoce; sin embargo, existe la sombra de los aranceles de EU a ciertos productos, bajo el supuesto de que afectan su seguridad nacional.
“Los inversionistas no quieren entrar con la sombra de una amenaza como es la 232. La decisión nos pone en un grave riesgo. Estamos en desacuerdo de que se acepte la aplicación de la 232 porque es violatoria del espíritu del libre
comercio, desalienta la inversión, hay inversiones que están en curso para atender el mercado de EU y perdemos competitividad frente otras naciones”, agregó.
Reiteró que les preocupa que la 232 pueda extenderse a otros productos sensibles para México.
De acuerdo con el Imedal no hay razones para mantener aranceles al aluminio debido a que la balanza comercial México–EU es absolutamente favorable para la Unión Americana y México representa el principal destino de sus exportaciones.
Las exportaciones de México a Estados Unidos representan menos de 2 por ciento de su demanda interna, por lo que no hay riesgo de seguridad; por esto, dijo que en el TLC se buscará conseguir la exclusión permanente de México de la 232 antes de su firma definitiva.

Milenio Diario