Instalan en el Centro “Tianguis de Reyes”

28

Como parte del tradicional “Tianguis de Reyes Magos” que se realiza en la colonia Centro de la ciudad, la Coordinación de Gobernación Municipal que dirige Fernando Enrique Cortés Zepeda asignó los espacios para la venta de juguetes a comerciantes locales.
Luego de una reunión con la administradora del mercado “Alonso Felipe de Andrade”, Rilma Elías Cruz y locatarios, se informó que las calles 20 y 22 con sus cruzamientos 41, 39, 37 y 35 quedarán cerradas a partir de hoy alrededor de las 11:00 horas.
El costo del metro lineal es de 150 pesos como el año pasado, pues se busca apoyar al comercio local, y aunque hay vendedores foráneos que solicitaron un lugar, aclaró que se le dará prioridad a los de la ciudad.
La asignación de lugares se efectuará hoy al medio día, por lo cual se exhorta a los comerciantes estar pendientes de sus solicitudes para que no haya desorden e inconformidades.

Una tradición de más de 50 años

Con poco más de 50 años de tradición, los comerciantes del mercado “Alonso Felipe de Andrade” de nueva cuenta participarán en las ventas de “Reyes Magos” a partir de esta noche y parte del domingo, donde ofrecerán precios accesibles al bolsillo del consumidor.
De acuerdo a datos proporcionados por José Dolores Espósitos Ordóñez, presidente de la Unión de Locatarios del mercado, desde que estaban en el anterior centro de abastos participan con la venta de juguetes, ropa, calzado y bocadillos que ofrecen a los “reyes magos” que van en busca de artículos para sus pequeños.
Desde días antes comprar sus juguetes para que el día esperado se instalen y ofrezcan una enorme variedad de artículos para todos los gustos, tales como muñecas, peliches, carritos, yoyos, trompos, baleros y un sinfín de juguetes tradicionales para todas las edades.
Finalmente dijo que parte del comercio consiste en el famoso “regateo”, que es adaptarse con el recurso monetario que los “reyes” llevan para comprar y los vendedores acceder de forma amable sin perder demasiado en la inversión, “pues se trata de no afectar la economía de los papás que solo quieren regalar una sonrisa a sus pequeños, y nosotros ganar un poco de la inversión”.