Terminan prebendas con desaparición del Ramo 23

22

Por: Daniel Castillo

Aníbal Ostoa Ortega, senador por Campeche, señaló que los recortes presupuestales a los estados se reflejaron en la desaparición del llamado Ramo 23, que se trataba de una prebenda de los diputados federales, que se ocupó para hacer negocios personales y pedirle los “moches” a los Ayuntamientos.
Lo anterior, luego de darse a conocer el proyecto final aprobado del Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 que no contempla dicho gasto, que además se repartía y gastaba de manera discrecional, sin que hubiera necesidad de comprobarse ante ninguna instancia su correcta aplicación.
En entrevista, Ostoa Ortega señaló que la intención de destinar recursos a los legisladores federales era para que regresaran a los distritos que representan y los aplicaran en los municipios que los conforman, en obras de infraestructura social, para abatir el rezago social y apoyar a los estados.
“Había múltiples irregularidades, era una partida presupuestal como prebenda para los diputados federales y, a través de ella, hicieron mucho negocio, le vendían a los Ayuntamientos los recursos federales que se canalizaban a través de obras y de ahí vinieron los famosos moches”, acusó el legislador federal.

AFECTACIÓN A CIUDADANOS
Explicó que las peticiones a los Ayuntamientos para ejecutar los recursos iban desde el 10 hasta el 50 por ciento del dinero aprobado en el proyecto, lo cual afectaba directamente a los ciudadanos, pues se proyectaba una obra de 10 millones, pero que solo costaba cinco de pesos; es decir, el beneficio era a la mitad.
Dadas estas irregularidades que en su momento fueron documentadas en varios estados del país, se tomó la determinación de desaparecer ese rubro que le otorgaba a cada legislador entre 20 y 40 millones de pesos por año, pero ahora se entregará a las entidades bajo otros conceptos y bajo otras condiciones.
“Sé que para el estado de Campeche en particular, le va a ir bien en términos generales, más allá de las inversiones federales que se van a hacer, sobre todo el Tren Maya Peninsular, la inversión que se hará en el medio rural, a través de la reforestación que va a traer un beneficio al medio ambiente y a los campesinos que van a participar”, comentó.
Ostoa Ortega recordó que a los campesinos que participen en el programa de reforestación en la entidad les entregarán recursos de cinco mil pesos mensuales, que para las familias de las zonas marginales de Calakmul y Escárcega donde se aplicará el programa, será de mucha ayuda.