Profeta en su tierra

40

Tomás Arnábar Gunam
*Historiador, escritor, cronista y activista
*Más de 30 años de cronista de Champotón
*Recibió la medalla Moch Cohuó

Originario de Champotón, Campeche; con 75 años de edad Don Tomás Arnábar Gunam es un personaje destacado y reconocido en todo el estado al ser cronista vitalicio de Champotón con diversos trabajos y reconocimientos a nivel local y nacional; siendo para él la presea más importante la medalla “Moch Cohuó” la primera medalla otorgada en Champotón a los personajes destacados de este municipio, ya que ser reconocido en su lugar natal es lo más valioso para él.

¿Cómo ha sido su trayectoria?
Desde siempre desde muy joven, me interesó la historia, investigar y pues a escribir todo, y pues ese fue el inicio de mi camino ahora estoy cumpliendo 30 años de cronista ya que en 1988 fui nombrado cronista vitalicio de la ciudad de Champotón oficialmente, sin embargo al no tener representante de Campeche en la asociación nacional de cronistas yo acudía a los congresos y me decían que era de Campeche sin embargo con la inscripción del Cronista de la ciudad de Campeche pues ya no soy “El llanero solitario” en este ámbito.
También fui catedrático, diputado, presidente municipal de Champotón, director-fundador de la Casa de la Cultura, así como socio activo de la Academia de Historia de la Sociedad de Geografía y Estadística entre otros muchos empleos y trabajos que he realizado, pero siempre seré cronista.

¿Sabemos que han sido innumerables reconocimientos, cuales son los más importantes para usted?
Pues he recibido numerosos reconocimientos, premios de primeros y segundos lugares, menciones honorificas y medallas; pero uno de los más representativos para mi es el que me dieron en Champotón en la celebración de los 500 años, la medalla “Moch Cohuó” ya que fue la primera vez que se entregó y pues me la dieron a mí, más que nada por lo local, por ser mi tierra.
También el Libro de José Narváez Márquez ganó un premio nacional y es de los trabajos que más me gustan porque era una cosa ilógica que aquí en Campeche él fuera uno de los mayores cantores de Campeche no tuviera su biografía, por lo que me contacte con sus familiares e incluso viaje a México e hicimos ese libro que ganó un premio nacional.

¿Cómo cronista que es lo que le falta por concretar?
Pues una oficina o tener una secretaria (entre risas) ya que pues con los años no es lo mismo y se necesita el apoyo de alguien que me ayude con todo el material histórico que tengo. Ya que pues aquí en Campeche ya existe una oficina para el cronista y como es la cosa que cuando fui diputado local metí una ley para que le paguen a los cronistas y pese a que el único que no cobra soy yo, pues eso dio pie a que surgieran las oficinas el cronista con personal que ayuda a los cronistas; creo que es uno de los pendientes que tengo ya que yo seguiré trabajando como cronista hasta que me muera.

¿Algún mensaje para los campechanos?
Pues que conserven su tradiciones, su arquitectura, todo lo bello que tiene la ciudad, conserven, conserven y conserven; porque después que perdemos algo es irreversible, pese a que lo reconstruyan la historia pierde mucho valor.