Guardián del jaguar y la flora

12

Joaquín Antonio López Sosa

  • Dirección de la Reserva Estatal Balamkú y Balam Kin
  • Vela por las reservas naturales

Con el único propósito de contribuir a la protección de los recursos naturales, Joaquín Antonio López Sosa hoy tiene la función más importante de su vida profesional: llevar las riendas de las reservas estatales más importantes de Campeche. El ambientalista comparte con Novedades cada uno de los avances que se han alcanzado para cuidar tan importantes ecosistemas.

¿Cuáles han sido esos avances?
En estos últimos tres años se han logrado importante avances en infraestructura, la cual se rehabilitó y se equipó con 3 estaciones de vigilancia, cuya función es albergar a los guarda parques, estudiantes, investigadores que aporte al bienestar de las reservas naturales.

¿Qué otras tareas son importantes para cuidar los recursos naturales de esas reservas?
De igual manera estamos desarrollando programas de monitoreo de la flora y fauna, inclusive impulsando un proyecto de conservación y protección del jaguar y que es el más importante a nivel nacional con el apoyo de otras instancias como la Universidad de Tabasco, ayudando a estimar la densidad y la población del felino, así como sus presas.

¿Qué implican esas labores?
Se enfocan mucho a realizar recorridos de prospección y vigilancia para conocer cuáles son las anomalías que se presentan dentro de las reservas naturales, ya que como todas las reservas que hay en el país, se sufre de problemáticas como la tala ilegal por el interés de las maderas preciosa, los asentamientos irregulares, los cambios de uso de suelo por las actividades agropecuarias y la caza furtiva.

¿Qué se puede hacer en esos casos?
Se le está dando hincapié a los sistemas de alerta temprana, sobre todo en épocas de secas cuando se presentan los incendios, en buena medida por el ingreso de cazadores que comercian con la fauna y otros para subsistencia.

¿Qué ha sucedido con esas situaciones multifactoriales?
Dentro de las áreas naturales protegidas se ha tenido mayor pérdida de cobertura vegetal de la que se ha recuperado, sinónimo de todas las actividades que se realizan en los alrededores, sobre todo de las comunidades de Candelaria y Escárcega, y mientras que no se ha logrado recuperar áreas de cobertura vegetal, aùn cuando coadyuva una organización forestal en la zona, pero la lucha es permanente para impulsar las tareas de reforestación en tan importantes superficies.

¿Hay participación de las organizaciones no gubernamentales?
Se trabaja con varias organizaciones y aunque no son las suficientes como desearíamos, pero su apoyo es vital para proteger los recursos naturales y de manera muy particular para coadyuvar en las tareas de monitoreo para conservar la biodiversidad que hay en las reservas naturales y por ejemplo en los trabajos del censo de la población de felinos como el jaguar.

¿Por qué es tan importante cuidar las reservas naturales?
Porque son considerados verdaderos pulmones naturales de aire fresco, que poseen una gran biodiversidad, tanto en especies vegetales como animales, que le otorgan un valor ecológico, por ejemplo, en la Biosfera de Calakmul existen más de mil 600 variedades de plantas, 73 de orquídeas, 94 especies de mamíferos, más de 350 especies de aves, 16 de anfibios, 400 de mariposas y 50 de reptiles, siendo el jaguar un icono de la región.