Taylor Swift comparte los avances de su gira

6
Taylor Swift es una de las cantante con más recaudación en sus giras.

Taylor Swift compartió el primer avance de la gira Reputation, que llegará a Netflix en la víspera de año nuevo.
En noviembre pasado, la intérprete concluyó su tour, recaudando 266.1 millones de dólares, lo cual hizo que marcara un récord como la gira con mayor recaudación en Estados Unidos desde que Billboard Boxscore comenzó a registrar la información en 1990.

El dinero alcanzado por Taylor Swift supera a lo obtenido por Rolling Stones en su gira del 2005 al 2007, cuando la agrupación logró alcanzar 245 millones de dólares en bruto. La diferencia entre ambos es que la banda hizo 70 presentaciones en Estados Unidos, mientras que Taylor Swift realizó 38 conciertos, donde vendió más de 2 millones de boletos.
Taylor Swift inició Reputation Tour el 8 de mayo hasta el 6 de octubre del 2018 en Estados Unidos y puso fin a su gira en noviembre agradeciendo a sus fanáticos por todo el cariño y soporte en su carrera musical

DETECTA A ACOSADORES
El pasado 18 de mayo, la cantante Taylor Swift dio un concierto en el estadio Rose Bowl de Pasadena, en California.
Los fans que acudieron a verla fueron, sin saberlo, conejillos de indias de una nueva tecnología de reconocimiento facial destinada a detectar posibles acosadores de la cantante.
Según la revista Rolling Stone, los organizadores del concierto instalaron varias pantallas a lo largo de la entrada al estadio en las que los asistentes podían ver videos de la cantante ensayando.
Lo que no sabían es que esas pantallas también los grababan a ellos, capturando una imagen de la cara y comparándola con una base de datos con los acosadores que han amenazado o molestado alguna vez a Taylor Swift.
“La tecnología es prometedora pero estamos siendo muy cuidadosos a la hora de implementarla”, dijo a Rolling Stone Justin Burleigh, responsable de producto de Ticketmaster, que tiene también un sistema de reconocimiento facial que han empezado a aplicar en grandes conciertos.
Dado que un estadio es un recinto privado, las leyes de privacidad estadunidenses no impiden la captura y el uso de estas imágenes siempre y cuando se advierta a los usuarios de que pueden ser tomadas, algo bastante común en grandes eventos ya que se graban planos de la audiencia.