47 años de tejer sueños

52

Por: José May

Guadalupe Salazar Miss
*Desde los 12 años se dedica al urdido
*Sus hamacas cuestan en promedio 500 pesos
*Tarda hasta 3 días en elaborar una hamaca

Pese a que lleva más de 47 años de haber aprendido el urdido de hamacas, don Guadalupe Salazar Miss retomó esta actividad a raíz de la partida de su esposa, para sanar su pena.
Don Guadalupe nació en Dzitbalché, Calkiní, hace 59 años, pero desde los 12 aprendió el oficio.

¿Que le lleva a dedicarse al hurdido de hamacas?
Primero la situación familiar, la necesidad de apoyar a mis padres y hasta la fecha me dedico a ello, realizando la tradicional puntada y también elaboro mecedoras tejidas, descansa pies, entre otros productos.

¿Dónde se pueden adquirir sus productos artesanales?
En un local del Bazar Artesanal de Dzitbalché llevamos a ofrecer lo que realizo, que no solo atrae a los visitantes sino también a la gente de la localidad.

¿Cuánto tiempo tarda en elaborar una hamaca?
Para la elaboración de una hamaca de hilo grueso se necesitan alrededor de 3 días, gracias a los años de experiencia que uno acumula, aunque con la edad también es algo cansado y genera mucho dolor de cuello.

¿Recibe el pago justo por el esfuerzo y la dedicación
que se le pone a la elaboración de una hamaca?
Si es algo complicado pero cuando reconoce la belleza de la hamaca lo pagan y no regatean en su precio, pero lo que más me interesa es que el producto final nunca me lo han regresado.

¿Cuál es el secreto entonces?
Que al hacer las hamacas hay que dedicarle el tiempo que requiere, para que cuando esté terminada y la venda, confío en que no me la devolverán y el costo promedio de una hamaca matrimonial es de 500 pesos.

¿En su familia quién más se dedica a la actividad artesanal?
Mis hijos, de hecho mi hija elabora hamacas con la técnica de 12 puntadas, pero ella se sigue preparando en otros ámbitos a través del empleo temporal.

¿Usted ha participado en concursos artesanales?
Hasta el momento no, pero si me gustaría algún día poderlo hacer.

¿Qué satisfacción le deja realizar la actividad?
Pues esta tranquila mi mente, me siento bien conmigo mismo, y que ello me ha permitido mantener a mis cuatro hijos, a quienes con la actividad les he podido dar estudios, tres de ellos ya con una carrera profesional, pero ahora lo sigo haciendo para sentirme productivo.

¿Entonces por qué se mantiene en la actividad artesanal?
Porque me gusta, incluso ya elaboro pulseras tejidas, las cuales se pueden vender hasta 10 pesos por cada una y bueno, también es una terapia para poder enfrentar la pérdida de mi esposa, quien falleció hace siete meses, pero que la recuerdo con los trabajos de bordado de batas campechanas que realizó y de lo cual también aprendí.