Viajará Trump pasado mañana a la frontera

35
FILE PHOTO: U.S. President Donald Trump speaks while participating in a tour of U.S.-Mexico border wall prototypes near the Otay Mesa Port of Entry in San Diego, California. U.S., March 13, 2018. REUTERS/Kevin Lamarque/File Photo

Al tiempo que la Casa Blanca informó del viaje del presidente Donald Trump a la frontera norte, México anunció que reforzará los puntos de ingreso al país que usan los centroamericanos.
Trump acudirá el jueves a la frontera con México, anunció su portavoz en un nuevo intento por presionar al Congreso en las negociaciones sobre el muro, que han forzado el cierre parcial del gobierno estadunidense.
El mandatario “viajará a la frontera sur el jueves para reunirse con los que están en la primera línea de la seguridad nacional y de la crisis humanitaria”, dijo sin más precisiones la portavoz, Sarah Sanders, este lunes en un tuit.
Por separado, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, anunció que el gobierno de México fortalecerá la frontera sur para evitar que se produzca un nuevo portazo de centroamericanos y garantizar que el ingreso de los migrantes sea de forma ordenada y legal o serán deportados.
En el contexto de la Reunión de Embajadores y Cónsules, Sánchez Cordero señaló que tienen conocimiento de que ya se está armando una nueva caravana que buscará ingresar a nuestro país a mediados de enero; por lo que ya toman las medidas necesarias para su ingreso ordenado y seguro.
“Hay líderes en esta caravana que están manejándola, y tratando de dar un portazo aquí en nuestro país. Estamos diciendo que los que ingresen a nuestro país sin registro, sin una forma ordenada y legal, los vamos a deportar a sus países”, sentenció.
Para ello, agregó, se habrán de fortalecer los 12 puntos de ingreso terrestre con los que se cuentan, a la par de que habrán de controlar el acceso en los 379 cruces ilegales que se detectaron para garantizar que todo migrante que entre al país lo haga de forma regular.
La encargada de la política interna detalló que en los puntos hoy ilegales, se analizará la posibilidad de instalar al Instituto Nacional de Migración para el trámite de registro y admisión de migrantes; y en el resto habrá vigilancia para evitar el acceso no documentado al país.
Como parte de esta nueva política migratoria, agregó, quien pretenda ingresar a nuestro país deberá proporcionar una serie de datos, incluidos datos biométricos, el motivo de su ingreso y presentar el documento de identidad.
De lo contrario, se habrá de deportar a las personas que no cumplan con estos nuevos elementos para evitar que la falta de un control y de regulación de migrantes produzca un caso similar al de San Fernando, donde un grupo de migrantes fue asesinado por el crimen organizado.
Sánchez Cordero explicó que las solicitudes serán respondidas en un plazo no mayor a 72 horas, en donde podrán ingresar como residente temporal con permiso de trabajador fronterizo, solicitante de refugio, visitante por razones humanitarias o como visitante regional y de tránsito hacia otro país.
El subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, rechazó que el gobierno proporcione mecanismos para trasladarse hasta la frontera con Estados Unidos: “No vamos a dar permiso, porque sería violatorio de nuestra legislación.