La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) reportó que en el periodo de enero a diciembre de 2018, los días miércoles fueron los que registraron un mayor índice de robo de vehículos asegurados, con 16.7 por ciento del total.
Le siguen los martes, con 16.6 por ciento; los jueves, 16.1 por ciento; los lunes, 15.5 por ciento, y los viernes, 14.6 por ciento.
En el caso de los fines de semana, destacó una baja en el porcentaje de robos, ya que los sábados representaron 11.4 por ciento y los domingos 9.1 por ciento del total.
Al dar a conocer el Reporte de Robo de Vehículos Asegurados al cierre de 2018, Recaredo Arias, director general de la AMIS, precisó que en ese año fueron hurtados 93 mil 241 de esos autos, un incremento de 2.8 por ciento respecto a los 90 mil 701 que hubo en 2017.
Del total del año pasado, precisó, 60 por ciento se concentraron en estados con el mayor número de tomas clandestinas de combustible, debido a que estos delitos están relacionados, abundó. Se trata de Puebla, Veracruz, Estado de México, Jalisco, Guanajuato, Tamaulipas e Hidalgo.
Abundó que Puebla tuvo un repunte de 59 por ciento en este delito, con 6 mil 775 unidades, mientras que en Guanajuato creció 46 por ciento; sin embargo, durante todo el año, Edomex y Jalisco fueron los que tuvieron más robos, con 25 mil 913 y 11 mil 760 unidades, respectivamente.
Arias señaló que en México son robados 23 autos por hora y dos de cada tres casos son con uso de violencia, es decir, 58 mil del total.
Guerrero se caracteriza por tener los mayores niveles de robos con violencia, seguido de Sinaloa y el Estado de México.
La lista de municipios y alcaldías con más robo de autos es liderada por Ecatepec, Guadalajara, Tlalnepantla, Puebla y Culiacán.
El representante de la industria aseguradora resaltó que aunque el robo de autos sigue en aumento, desde el segundo trimestre de 2018 registra una desaceleración.
De acuerdo con cifras de la AMIS, México es el segundo lugar de robo de vehículos en América Latina con más de 200 mil en total (asegurados y no asegurados), solo por debajo de Brasil, que reportó 550 mil.
Arias estimó que el sector asegurador pagó el año pasado 14 mil 452 millones de pesos “por recuperación de vehículos que posteriormente se venden”.
De las submarcas que se encuentran en los primeros lugares, tres son de Nissan (Tsuru, NP300 y Versa), seguidos por las motocicletas Italika de cilindrajes 111 a 250 cc y en cuarto lugar el Aveo.
Mientras, el índice de recuperación a escala nacional cerró el año pasado con un punto porcentual más en comparación con 2017, pasando de 36 a 37 por ciento, “pero recordemos que en el año 2014 el índice de recuperación era de 50 por ciento”, apuntó Arias.
Para el Estado de México el índice de recuperación de vehículos se posicionó en 28 por ciento; Jalisco, 40 por ciento, y en Ciudad de México fue de 28 por ciento. _