Se dice…

27

Que no solo los trabajadores que se quedaron sin empleo, los jubilados que no cobran su pensión y miles de personas a las que les subieron el pago de impuesto por el agua potable, están sufriendo por los errores que vienen cometiendo los funcionarios y el alcalde panista del Ayuntamiento de Campeche. También hay otros perjudicados, con mayor gravedad, que viven un conflicto aún más delicado.

Que se trata de los pobladores de seis comunidades que pertenecen al municipio de Campeche, quienes no tienen agua potable desde hace unas semanas, debido a que la Comisión Federal del Electricidad les cortó el suministro, porque desde hace tres o cuatro meses no pagan por el servicio, por lo tanto no pueden “prender” las bombas de los pozos que distribuyen el vital líquido.

Que los adeudos de esas comunidades no son tan elevadas, pero como el Ayuntamiento panista no les da los recursos de sus participaciones, pues simplemente no pueden solucionar el grave problema. Por citar unos casos, Crucero Oxá no ha pagado 29 mil pesos, mientras Nilchí ayuda 35 mil pesos.

Que ya se han acumulado varios días de que los estragos por la falta de electricidad se resienten en los seis poblados, y la única respuesta ha sido enviarles unas cuantas pipas que son insuficientes para abastecer a todos, pero también las comunidades se mantienen a oscuras por la noche, pues no hay alumbrado público, lo que representa otro serio peligro para la población. Ah, pero eso sí, la Comuna sigue cobrando más impuesto por el agua potable, mientras que muchos, por una u otra causa, no tienen ese líquido.