“Bird Box: a ciegas”, buen intento de Netflix

57

Cinematógrafo 05
Héctor Trejo

Un drama que ha sido catalogado como cinta de terror es el que protagoniza Sandra Bullock, ganadora del Oscar (Malorie). “Bird Box: a ciegas” es un largometraje que narra el Apocalipsis del mundo que conocemos, propiciado por extrañas presencias de las que nunca nos enteramos cuál es su forma o estado, pero que al verlas, la mayoría de los humanos sienten la necesidad de suicidarse.

En esencia ese es el argumento del filme hecho expresamente para la plataforma Netflix, dirigido por Susanne Bier y basado en la novela del mismo nombre de Josh Malerman, que al ser transformada en metraje, demuestra ciertas inconsistencias evidentes para cualquier observador, aunque en conjunto, resulta una cinta entretenida y con muchos momentos de tensión fuerte, que mantienen al espectador atento del acontecer.

Cabe destacar que no es una cinta con un ritmo vertiginoso y precisamente ahí radica la primera inconsistencia, pues trasgreden la mente de los espectadores, con un inicio explosivo, lleno de pérdidas emocionales, de imágenes estrepitosas como choques de automóviles, suicidios colectivos y hasta explosiones en las calles, para después caer en una calma que en muy breves instantes es tensa, pero termina por ser monótona y por ello, de a poco deja de impactar al espectador.

Otro detalle evidente que sucede al principio del filme, es el manejo de las emociones de los personajes, pues luego de entrar en un terrible shock, por la pérdida de sus seres queridos y por el aislamiento del que son presa por las condiciones en las que se encuentra el mundo exterior, no hay más que unos breves momentos de sentimentalismo, acaso un tanto simplones, pero eso sí, poco creíbles para aquellos que vimos el filme.

Los personajes principales, de ellos dos niños (Vivien Lyra Bier y Julian Edwards), cumplen con un papel bastante decoroso, que da al traste con otro detalle que salta a la vista para cualquiera que tenga la posibilidad de analizar el filme. Se trata del tema de la luz eléctrica, pues al no existir vida en las calles, los servicios siguen funcionando como si nada ocurriese.

El filme es pues un buen ensayo de Netflix para dotar de estrenos destacados al mundo del entretenimiento, como ya lo hizo con “Roma” de Alfonso Cuarón, ojalá que sigan trabajando en nuevas propuestas.

Aprovecho la ocasión para desearle que 2019 sea un año lleno de salud, trabajo y logros personales y familiares, que venga la prosperidad. También deseo seguir teniendo el favor de su lectura y que venga buen cine mexicano y también internacional.

Sólo le recuerdo que la imaginación se disfruta más en la oscuridad del cine, así que no deje de asistir a su sala favorita. Para dudas, comentarios o sugerencias escríbame al correo electrónico trejohector@gmail.com o sígame en mis redes sociales “CinematografoCeroCuatro” en Facebook y “Cinematgrafo04” (sin la “ó”) en Twitter.