Sindicato reprograma la huelga para el 6 de febrero

65
Manuel Bonilla Carrillo

Como resultado de cuatro días de negociación con las autoridades municipales, el Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento de Campeche “Corazón Valiente” otorgó una última prórroga de estallamiento a huelga para no afectar a la ciudadanía; se reprogramó para el próximo 6 de febrero, en punto de las 8 de la mañana.
A pesar de que no se ha llegado a ningún arreglo concreto porque la Comuna no quiere acceder a las peticiones de la base trabajadora, el sindicato optó por continuar el diálogo. Cabe destacar que la fecha inicial para la huelga era el próximo 23 de enero.
“Estamos dando muestras de buena voluntad y no queremos que luego nos digan que actuamos por capricho, porque este problema si no se ha resuelto ha sido por la falta de respeto y seriedad de la autoridad municipal y no por nuestra culpa”, señaló el líder sindical Manuel Bonilla Carrillo.
Al salir de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de Campeche, en donde desde las 10 de la mañana sostuvieron una reunión con el personal del Área Jurídica de la Comuna, Bonilla Carrillo dijo que la Comuna tendrá esa prórroga para reinstalar a siete de los nueve trabajadores que fueron despedidos de forma injustificada y tener una propuesta seria en el tema del aumento salarial, ya que solo aceptaron un aumento del 2 por ciento, cuando el año pasado se les otorgó el 2.6 por ciento.
Acompañado de los delegados de las direcciones y el abogado del sindicato, Mario Fernando Pavón Lanz, se dio a conocer que el próximo 23 de enero acudirán de nuevo a la junta local para que se establezcan los comités. Si para entonces se tiene una nueva propuesta, el sindicato estará abierto a escucharlos.

PERSONALIDAD JURIDICA
Por su parte, Pavón Lanz explicó que ante los rumores de que él líder sindical no tiene personalidad jurídica por haber sido suspendido, aclaró que la ley le otorgó su toma de nota desde antes que iniciara la presente administración municipal, que no es más que un derecho que tiene como trabajador y no puede romperse por el hecho de que ya no exista relación laboral.
“La suspensión no le quita el carácter ni la personalidad jurídica, es decir no le quita su autoridad como líder del sindicato, porque la personalidad jurídica es autónoma”, declaró.
Informó que dentro de los acuerdos con el Ayuntamiento no está incluida su reinstalación, porque el líder sindical lleva ese proceso laboral aparte del juicio por el despido de los sindicalizados.

Demandas no son un capricho
No se ha llegado a un acuerdo porque el Ayuntamiento de Campeche aceptó que aún no analiza el pliego del sindicato, afirmó el líder sindical Manuel Bonilla Carrillo.
“La huelga no es un capricho, es un derecho laboral. La relación laboral en México son contratos de trabajo bilaterales, el patrón debe cumplirlos y lo que hizo el patrón en este caso desde que inició su administración es una agresión. Por ello, deben reestructurar sus organismos”, dijo.
Explicó que se habla de privatizar áreas de la Comuna y señaló que eso ya pasó en aseo urbano, cuando un panista concesionó la basura y se quiso despedir a 180 trabajadores. Aseguro que el problema no es que se privatice, sino cómo afectará al personal.
Hasta ahora se sabe que la privatización sería para el Rastro, el Transporte Urbano Municipal (TUM) y el Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Campeche (Smapac).